Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Saler pide en la Fiscalía que su puerto histórico sea municipal

Seis asociaciones de la población reivindican que se acabe con el limbo legal de la instalación

Imagen de archivo del puerto histórico del Saler, que mantiene la asociación de usuarios.  | M. A. MONTESINOS

Imagen de archivo del puerto histórico del Saler, que mantiene la asociación de usuarios. | M. A. MONTESINOS

Seis asociaciones del pueblo de El Saler han presentado un escrito ante la sección civil de la Fiscalía de València y ante el Síndic de Greuges para batallar que el puerto de l’Albufera de esta población pase a manos municipales. Las seis entidades pretenden así superar el limbo administrativo y burocrático en el que quedó el puerto de esta población (histórico como el de las vecinas poblaciones de Silla y Catarroja) cuando se construyó la autopista del Saler en los años 70, que lo arrasó en parte y que dejó los terrenos primero en manos del Estado y, con el traspaso de competencias a las autonomías, en manos de la Generalitat.

Aunque esta titularidad autonómica del puerto del Saler ha provocado que el Ayuntamiento de València está atado de pies y manos para poder ejecutar alguna inversión, como recuerdan los vecinos en su escrito. «Para poder actuar, gestionar, invertir es necesario ser titular de los terrenos o, al menos, tener autorización acreditada del titular de los mismos, cosa que no ha ocurrido hasta la fecha». De ahí que el Puerto del Saler esté en un limbo desde hace cincuenta años. «La conselleria no gestiona estos terrenos porque es una dotación de servicio claramente municipal y el Ayuntamiento de València no puede firmar o autorizar ninguna partida de gasto porque no hay acreditación de titularidad o autorización por el propietario del terreno», lamentan los vecinos del Saler en el escrito dirigido a la Fiscalía de València. Un limbo legal que provoca que este «histórico puerto albuferenc lleve sin gestionarse, renovarse o adecuarse desde hace 50 años» ya que «el mantenimiento del mismo es gestionado por la Asociación de usuarios del Port del Saler».

Los vecinos hacen historia en su escrito y recuerdan que este Poblat del Sud debe, precisamente su nombre y orígenes, a las salinas de l’Albufera, «que comenzaron a explotarse casi a la par de la fundación de la ciudad de València en el siglo II antes de Cristo». Y añaden que «el antecedente jurídico más antiguo, donde se refleja la constancia y actividad portuaria, son las Reales Ordenanzas de Carlos III para la conservación, régimen y buen uso de la Albufera de Valencia, su dehesa y sus límites, expedidas el 18 de julio de 1761 y donde se menciona a los puertos históricos de Catarroja, Silla, Gola de la Albufera y El Saler», explican en su escrito.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats