Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La firma MOLO suspende su servicio de motos eléctricas compartidas en València

El CEO de la compañía anuncia «un parón para revisar las motocicletas y mejorar el servicio» ante la bajada de la actividad derivada del coronavirus

El equipo directivo de MOLO, en una imagen de la presentación del servicio en València. | LEVANTE-EMV

El equipo directivo de MOLO, en una imagen de la presentación del servicio en València. | LEVANTE-EMV

Electric MOLO Team, la startup que gestiona 300 motos eléctricas de alquiler compartido en València, ha anunciado «una parada estratégica de su actividad» en la ciudad, que entró en vigor ayer viernes a las 23,59 horas. El CEO de la compañía José Manuel Donate confirmó a Levante-EMV que debido a las dificultades para operar estos servicios en este momento, por las consecuencias negativas para la movilidad derivadas de la pandemia, «vamos a parar un tiempo el servicio para volver muy pronto, con mejor servicio». La empresa tiene 2.000 usuarios en la capital valenciana. Pero se ha visto obligada a tomar esta decisión porque «la actividad ha bajado». Durante el confinamiento de marzo a junio, así como por el toque de queda, que restringe los movimientos de sus potenciales usuarios o por el aumento de teletrabajo como consecuencia de la pandemia que reduce su público objetivo. Durante este período de inactividad «aprovecharemos para devolver a nuestras bases las motos eléctricas para revisarlas y ponerlas a punto». Conviene recordar que Electric MOLO Team fue la primera empresa en poner en marcha en València y en Europa un servicio de motocicletas eléctricas compartidas en 2018. Dos años después, MOLO ha anunciado a todos sus clientes que esta noche dejará de prestar servicios en la ciudad. A través de una comunicación a sus abonados, los responsables de la firma no han facilitado más información sobre los motivos de esta suspensión de operaciones. Insisten en que volverá a prestar el servicio de motos compartidas «pronto». Mientras tanto, desde MOLO trabajarán por mejorar la aplicación de móvil «más estable e intuitiva» y aseguran que ampliarán los servicios disponibles «con más vehículos».

La empresa tecnológica lanzó en València, el pasado mes de septiembre de 2018, este innovador servicio por suscripción de motos eléctricas compartidas de Europa, similar al que establecen empresas como Netflix.

Inicialmente cubría el área urbana de la ciudad, con una tarifa plana en promoción de 9,90 euros al mes, con uso ilimitado de los vehículos de su flota. Conforme fueron pasando los meses fue gradualmente expandiéndose a las zonas del extrarradio. Su plan más ambicioso prevé llegar a los 500 vehículos.

Nuevas formas de movilidad

Este servicio privado obedece a una forma de movilidad sostenible en las ciudades, menos contaminante y que contribuye a pacificar el tráfico en las grandes capitales. Desde el punto de vista del usuario, se puede utilizar el vehículo como si fuera «propio», con la ventaja de olvidarse del pago de seguro, impuestos, gasolina, averías, gastos de plaza de garaje, o el mantenimiento de la moto.

Además, el modelo S02 de Silence que utiliza MOLO es una moto eléctrica con una equivalencia de 125 cc , robusta y de cero emisiones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats