Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las quejas al Síndic de Greuges se disparan un 240%, según PP y Cs

La viceportavoz del PP María José Ferrer San Segundo informó ayer que las quejas al Síndic de Greuges por la gestión del gobierno de Compromís y PSPV en el Ayuntamiento de València aumentaron un 240 % (de 20 a 102) en los dos últimos meses contabilizados en los informes de la Oficina de Quejas y Reclamaciones. Los servicios más afectados por las quejas vinculadas con la pandemia de Covid son los de Policía Local y EMT, añade esta edil. La percepción de «una València sucia y colapsada sigue patente, mes tras mes, en las reclamaciones de los vecinos», enfatiza Ferrer. Por su parte, la concejala de Ciudadanos Rocío Gil alertó, tras la comisión de Sugerencias y Quejas, del alarmante incremento, un 79%, del 16 de octubre al 15 de noviembre. «Los ciudadanos ven que su ayuntamiento no les hace caso y que sus quejas caen en saco roto, viéndose obligados a elevar sus peticiones al Síndic», lamentó Gil. Por su parte, el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, Ángel Luna, ha instado al Ayuntamiento de València a elaborar, «de forma urgente», el «Plan Estratégico zonal de Servicios Sociales» de la ciudad, «con especial referencia a las especiales necesidades existentes en sus barrios inclusivos».

Luna denuncia que el tiempo de espera para que los ciudadanos sean atendidos en los centros municipales es de 48,6 días y oscila en una horquilla entre los 84 días de Malva-rosa y 23 de La Saïdia.

Compartir el artículo

stats