Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las pruebas de comisario principal de la policía relegan a la única mujer aspirante

La prueba práctica con el tribunal, compuesto por tres hombres, la condenó al final de la lista

Agentes de la Policía Local de València.  levante-emv

Agentes de la Policía Local de València. levante-emv josé parrilla. valència

El proceso de mejora de empleo que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de València para proveer de manera provisional cuatro plazas de comisario principal, grado máximo en el escalafón de la Policía Local, que están vacantes por bajas y jubilaciones, ha relegado a la última posición a la única mujer de los diez agentes que optaba al ascenso, la comisaria Estefanía Navarrete, coordinadora del grupo GAMA de atención a mujeres maltratadas. Aunque en la prueba de méritos (40% de la puntuación) quedó en el quinto puesto, el tribunal, presidido por el jefe de policía, José Vicente Herrera, la relegó al último tras el supuesto práctico de organización, que aporta el 60% de los puntos y es la más subjetiva de ambas pruebas. Los sindicatos, además, han criticado este resultado al entender no solo que no ha habido una discriminación positiva en una de las categorías profesionales más masculinizadas del ayuntamiento, con solo un 12% de mujeres policía, sino porque no se ha valorado lo suficiente la trayectoria profesional y el compromiso contra la violencia de género.

Desde 2004, la comisaria Estefanía Navarrete, licenciada en derecho y criminología, coordina el grupo GAMA (grupo de atención al maltrato) de la Policía Local, una unidad que se ha convertido en referente nacional. Navarrete ha impartido cursos sobre violencia hacia la mujer y publicado numerosas monografías y estudios sobre la violencia de género, además de manuales sobre buenas prácticas policiales.

Sin embargo, el extenso currículum de Navarrete no ha sido, a tenor de los resultados obtenidos, suficiente para que la única mujer de los diez aspirantes del proceso quedase situada en buena posición. La puntuación obtenida en el proceso, donde los méritos suponían un 40% y el «supuesto práctico sobre organización y dirección» el 60%, dejaría a la única comisaria de la Policía Local de València en última posición y con escasas posibilidades de ascender al menos en el corto o medio plazo. Por delante de ella han quedado los otros nueve comisarios, todos hombres. En el concurso de méritos, la parte más objetiva de la prueba, Navarrete quedó en quinto lugar, pero en el supuesto práctico el jurado le dio la segunda puntuación más baja, lo cual la sitúa en décimo y ultimo puesto.

E. Navarrete (segunda por la izquierda) en un acto de la Comisión e Igualdad del CGPJ. | LEVANTE-EMV

La baremación la ha llevado a cabo un tribunal formado íntegramente por hombres y presidido por el actual jefe de la Policía Local, José Vicente Herrera, que ha sido mantenido en el puesto por el actual equipo de gobierno pese a haber ocupado puestos de responsabilidad en la Policía Nacional y la Local de la mano de los dirigentes del PP Juan Cotino y Rita Barberá. Junto con Herrera formaban parte del jurado los comisarios principales Rafael Mogro y Alberto Cabezas, los únicos en activo.

El portavoz de FSP-UGT, Benjamín Victoria, manifestó ayer su «total desacuerdo» con los resultados del proceso. Para Victoria, «el tribunal debería haber valorado no solo el hecho de ser la única mujer que optaba al ascenso, sino también su implicación, esfuerzo y trayectoria profesional» en la lucha contra la violencia de género.

El resultado también «choca» en CC OO, a pesar de que este proceso extraordinario de creación de una bolsa por mejora de empleo fue aprobado a finales de 2020 por la mesa técnica de la Policía Local dada la necesidad de cubrir las plazas vacantes tras años sin oposiciones.

Compartir el artículo

stats