Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rocódromo, picnic y juegos infantiles en Espai Natzaret

El nuevo espacio verde de 33.000 m2 anticipa parte del futuro parque de Desembocadura y costará 120.000 euros

Plano de la futura actuacióndonde irá el Espai Natzaret. LEVANTE-EMV.

Plano de la futura actuacióndonde irá el Espai Natzaret. LEVANTE-EMV.

El Ayuntamiento, a través del Organismo Autónomo Municipal (OAM) de Parques y Jardines, ha licitado las obras de acondicionamiento del Espai Natzaret, que formará parte del futuro Parque de Desembocadura. Los trabajos tienen un presupuesto de cerca de 120.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses. El vecindario podrá disfrutar próximamente de una zona verde provisional de más de 33.000 m² mientras se desarrolla el Parque de Desembocadura definitivo. Habrá juegos infantiles, circuito para bicicletas, rocódromo, mesas de picnic y una pasarela de madera que emula el camino a la desaparecida playa de Natzaret, entre otros equipamientos. Según el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, se trata «de un nuevo espacio para la ciudad de València, que avanza hacia un modelo mucho más sostenible y naturalizado».

Mesas de picnic y juegos infantiles. | LEVANTE-EMV

La inauguración del Espai Natzaret está más cerca con el inicio del procedimiento de licitación para contratar las obras de acondicionamiento de este jardín, que será la antesala del Parque de Desembocadura, con un coste máximo de 119.599 euros. La empresa que resulte adjudicataria dispondrá de dos meses para preparar la parcela de 60.154 m² antes de abrirla al público, a pesar de que al final de esta actuación el vecindario de Natzaret podrá disfrutar de aproximadamente la mitad de la superficie, más de 33.000 m2. Próximamente la ciudadanía podrá hacer uso de un nuevo espacio verde con juegos infantiles, un circuito para bicicletas (pumptruck), un rocódromo, una explanada multiusos, mesas de picnic, árboles y vegetación, además de una pasarela de madera junto a un magnífico ejemplar de eucalipto que emula el antiguo camino a la playa de Natzaret desaparecida décadas atrás. Campillo ha recordado el carácter temporal del Espai Natzaret, «hasta que el Parque de Desembocadura sea definido y ejecutado, los vecinos podrán utilizar esta gran zona verde provisional. Un nuevo espacio para la ciudad de València, que avanza hacia un modelo mucho más sostenible y naturalizado», ha manifestado el edil.

Futuro circuito para bicicletas.

Compartir el artículo

stats