Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los arqueólogos llegan a la Alquería Falcó

Será el paso previo a la rehabilitación del edificio señorial de Torrefiel

La alquería Falcó, en Torrefiel

La alquería Falcó, en Torrefiel

Los trabajos arqueológicos en la Alquería Falcó, un edificio barroco protegido incluido en la lista roja del patrimonio histórico amenazado, serán el paso previo a su rehabilitación. Así lo ha explicado esta mañana la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario. Tras años de abandono, esta alquería señorial ubicada en Torrefiel, cuya silueta destaca desde el bulevar sur, tendrá una nueva oportunidad como dotación pública. La intervención arqueológica, aprobada hoy por el ayuntamiento, permitirá documentar mejor el valor patrimonial de la alquería y recuperar elementos ocultos.

La Concejalía de Gestión de Recursos del Ayuntamiento de València llevó a cabo hace ya un año los trabajos previos, el estudio geotécnico y el análisis y el cálculo de refuerzo de cimentación para poder desarrollar la redacción del proyecto básico y de ejecución de las obras de rehabilitación y acondicionamiento de la Alquería Falcó, un edificio catalogado como Bien de Relevancia Local (BRL) situado en el barrio de Torrefiel. Así lo ha anunciado la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, que ha recordado que durante el mandato anterior el consistorio recuperó la titularidad de la propiedad de la alquería, que se ha podido preservar gracias a los trabajos de consolidación ejecutados a principios de año.

La Alquería Falcó es un ejemplo del barroco en la arquitectura de la casa señorial valenciana del siglo XVII a pesar de que su origen se data dos siglos antes. Después de permanecer muchos años abandonada y habiendo sido objeto de incendios y ocupaciones ilegales que deterioraron los elementos constructivos y muros, el Ayuntamiento de València la rescató de la ruina en 2017 después de expropiarla por casi un millón de euros. Ya este año con las obras de consolidación se mejoró la seguridad exterior e interior del edificio y se frenó su deterioro.

La intervención se ha llevado a cabo a través del Plan de Intervención en Edificios Municipales de Valor Patrimonial y Social con el que se han rehabilitado integralmente la Alquería del Moro (Benicalap) o el chalé de Aben Al Abbar (Camins al Grau) y se han consolidado, limpiado y recuperado otros elementos patrimoniales como los chalés del Doctor Bartual (Quatre Carreres) y Sancho (Poblats Marítims), la Ceramo (Benicalap) y las Alquerías Olba (la Saïdia), ha explicado Notario.

Compartir el artículo

stats