Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hosteleros y vecinos denuncian "el afán recaudatorio" del ayuntamiento con la nueva ORA

Fotur cree que el horario de 9 a 21 horas «beneficiará a los centros comerciales»

Hosteleros y vecinos denuncian «el afán recaudatorio» del ayuntamiento con la nueva ORA

Hosteleros y vecinos denuncian «el afán recaudatorio» del ayuntamiento con la nueva ORA

Los nuevos horarios de la zona azul, que entraron en vigor este lunes, han generado un gran malestar en los colectivos vecinales y los hosteleros. La ORA establece que hay que pagar de 9 a 21 horas de forma ininterrumpida, de lunes a sábado. Respecto a la situación anterior, hay que abonar también el tíquet entre las 14 y las 16 horas, el tiempo que utilizan buena parte de los valencianos para comer; y por la noche, una hora más: de 20 a 21.

Todo ello ha pillado de sorpresa a los distintos portavoces consultados por Levante-EMV. Los responsables de la Coordinadora Hostelería de los Barrios de València y de Fotur, la patronal del ocio y el turismo, consideraron ayer que esta medida responde «al afán recaudatorio» del Ayuntamiento. Fuentes de la Coordinadora lamentaron que se ponga en marcha la obligación de pagar la ORA desde las 14 horas porque perjudica a los hosteleros y los restauradores. «En un momento en que se precisa reactivar la vida social y económica, y el consumo de en la ciudad, esta medida va a provocar lo contrario, va a ralentizar el consumo». Además, cobrar la zona azul en esas nuevas franjas horarias «es contraproducente para la movilidad de València porque se genera más tráfico, ya que se circula más ante la dificultad de estacionar». Por su parte, el presidente de Fotur, Víctor Pérez, añadió : «No tiene sentido pagar a la hora de la comida, este cambio perjudica a nuestros asociados; al final, los clientes se van a marchar a los centros comerciales del extrarradio, donde se puede aparcar sin problemas». «Nos hemos enterado del nuevo horario por la prensa», añadió Pérez, que lamentó «la falta de diálogo y consenso» con las autoridades municipales.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, exigió «más plazas de aparcamiento para residentes en los barrios», las denominadas plazas verdes o naranjas. «No se puede permitir que un vecino no pueda aparcar en su zona de residencia», matizó. Al tiempo que no consideró «lógico» que se amplíe el horario de pago «en 3 horas». En esa línea, la presidenta de la AVV de Orriols, Maica Barceiro, tachó de «escándalo» la decisión del consistorio. «Perjudica al pequeño comercio, sobre todo a las tiendas del centro, a las que tienes que ir con coche y no tienes más remedio que estacionar en zona azul, durante unos minutos», dijo. Además, «se está haciendo pagar más al ciudadano, sobre todo en zonas de oficinas o instituciones donde vas a hacer gestiones».

Toni Pla, el presidente de la AVV de Patraix, señaló que los vecinos utilizaban la gratuidad de 14 a 16 horas «para ir a casa a comer y descansar un rato». Por la noche, «a las 20 horas, los residentes podían estacionar en las plazas en azul, cuando volvían de trabajar». Ahora en ambas franjas «se encuentran con que tendrán que pagar». Y eso es una molestia, explicó.

Por último, Paco Guardeño, portavoz de la AVV de Benimaclet, señaló: «Nos parece muy negativo, un castigo más para el ciudadano, por el déficit de parking que tenemos en el barrio, no olvidemos que tenemos coche por una obligación laboral». Paraca acabar reclamó «a medio y largo plazo más aparcamientos públicos».

Compartir el artículo

stats