Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València pide a la Generalitat que retome el metro al Mercado Central

Los presupuestos participativos de la Comunitat incluyen 14 propuestas de la capital, entre ellas la compra del Metropol y el anillo ciclista de Alboraia a la Malva-rosa

La inacabada estación del Mercat de la antigua T2 y actual L10. | F.B.

La inacabada estación del Mercat de la antigua T2 y actual L10. | F.B.

Los primeros presupuestos participativos de la Generalitat, dotados con 125 millones de euros de inversión, de los cuales 22 irán a parar a los municipios de l’Horta incluida València, contemplan una docena de propuestas que afectan directamente a la capital y que han pasado el corte de los 200 apoyos exigidos en la normativa que regula los fondos. Ahora la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, encabezada por Rosa Pérez Garijo, deberá valorar qué propuestas entran dentro de sus competencias, no generan duplicidades y son económicamente viables (para evitar que un solo proyecto se coma toda la inversión).

Entre las propuestas que han pasado el corte se incluye la prolongación de la L10 del metro hasta el Mercado Central. La Generalitat ha retomado las obras de esta línea que atraviesa el centro histórico y conecta con la fachada marítima entre la calle Alicante y Natzaret. La propuesta actual incluye completar la línea desde la calle Alicante al Mercat dando así servicio al centro histórico dado que la infraestructura ya está hecha.

También ha pasado a la fase de evaluación técnica el soterramiento de las vías del tren en San Isidro, donde ya hay en marcha un proyecto de mejora ambiental de los taludes por parte del ayuntamiento de València. En materia de movilidad se incluye además un proyecto para la construcción de un nuevo tramo de metro que una de la estación de Bailén con la estación de plaza de España. Esta unión entre las estaciones de Plaza España y Bailén, con 350 metros de longitud, ya se anunció después del accidente de metro, de forma que así también se evitaba la curva cerrada existente entre estas dos estaciones, apunta el promotor del proyecto, David Jorge García.

Hay además propuestas de recuperación del patrimonio, en concreto, del molino histórico de Poble Nou, así como la iluminación y la instalación de wifi en el Museo de Bellas Artes. También de infraestructuras turísticas, en concreto, un albergue juvenil, y deportivas, en este caso, un centro valenciano de gimnasia artística.

En los presupuestos participativos también se incluyen la renaturalización del patio del colegio Fernando de los Ríos y la mejora del patio del CEIP Alejandro Soler de Russafa.

La propuesta, sin embargo, podría superar con mucho la partida consignada para toda l’Horta. Culminar el tramo entre la calle Alicante y Natzaret, ahora en marcha, con cinco kilómetros de vías, supondrá una inversión total de 50 millones de euros

También han superado el corte y afectan a València dos conexiones ciclistas importantes, una la ampliación del carril bici desde la CV-500 hasta la Gola de Pujol y otra la conexión de la urbanización de Port Saplaya, en Alboraia, con la Malva-rosa, en ejecución del proyecto del anillo ciclista.

El colectivo Salvem el Metropol ha echado mano de los presupuestos participativos de la Generalitat para intentar salvar el edificio, donde está previsto construir un hotel. Su propuesta para que la Generalitat compre y rehabilite el antiguo cine ubicado en la calle Hernán Cortés ha recibido 245 avales.

El colectivo propone que el edificio se destine a sede de la filmoteca valenciana e incluya un espacio a la figura del cineasta Luís García Berlanga y también a la de Vicente Miguel Carceller, editor de la revista satírica La Traca y promotor del cine.

Compartir el artículo

stats