Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La L10 arrancará con 7 tranvías, 3 de ellos traídos de Alicante

Ferrocarrils de la Generalitat prevé una frecuencia de paso de 5 o 10 minutos en horas punta y de 15 a 20 minutos en horas valle

Taller provisional de Natzaret habilitado para mantener los tranvías de la Línea 10.  | FGV

Taller provisional de Natzaret habilitado para mantener los tranvías de la Línea 10. | FGV

La nueva Línea 10 de Metrovalencia que unirá la estación de Alacant y Natzaret contará con siete tranvías de la serie 4200 de Bombardier para prestar servicio. Cuatro de estos vehículos se incorporarán del parque móvil de València y tres del de Alicante, ya que las necesidades de material en el TRAM d’Alacant están cubiertas con la incorporación en 2020 de trenes duales que prestan servicio en las Líneas 1 y 3.

Al mismo tiempo, FGV tiene previsto iniciar el proceso de contratación de 22 nuevos tranvías para reforzar el actual servicio y asegurar las futuras ampliaciones tranviarias previstas en las redes de Metrovalencia y TRAM d’ Alacant. El presupuesto de esta adquisición es superior a los 130 millones de euros. Para hacer efectiva la incorporación de los tres tranvías del TRAM d’Alacant es necesaria una adaptación técnica que ejecutará Stadler Rail Valencia, por un importe de 886.377 euros, IVA incluido.

Con esta dotación de material móvil está previsto contar con cinco tranvías en circulación uno en reserva y otro en mantenimiento. Esta previsión de servicio permitirá ofrecer una frecuencia de paso muy similar a las del resto de líneas tranviarias ya en funcionamiento, es decir, entre 5 y 10 minutos en horas punta y entre 15 y 20 minutos, según el tramo, el horario y el día.

Taller provisional

La Línea 10 al no estar conectada con el resto de la red una vez entre en servicio en 2022 contará con un taller provisional en Natzaret. FGV dispone del taller de Tarongers para mantener los tranvías que en un futuro también acogerá los tranvías de esta línea y otras ampliaciones previstas.

Estas instalaciones están ubicadas en una parcela municipal junto al Camí del Canal en el barrio de Natzaret. Se trata de un taller provisional que contará con el equipamiento mínimo necesario para el mantenimiento ordinario de estos vehículos. El edificio cuenta con estructura de hormigón prefabricado con cerramientos y cubierta para la ubicación de vías y fosos.

El depósito contará con dos vías con el objetivo de emplear una para mantenimiento y la otra como estacionamiento. En la primera vía se ha proyectado un foso corrido a todo lo largo de la longitud de un vehículo para el mantenimiento ordinario, mientras en una posición trasera se prevé ubicar pequeños fosos para la sustitución de bogies, según explican fuentes de FGV. Además el depósito provisional cuenta con un pequeño almacén, vestuarios, cuartos de instalaciones y garita de control.

Compartir el artículo

stats