Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento ya sabía en mayo que las obras de la plaza de la Reina se retrasarían

La constructora y los directores facultativos avisaron a Movilidad Sostenible que los hallazgos arqueológicos y el mal estado del la estructura del párquing obligarían a modificar el presupuesto y los plazos de ejecución

Imagen de las obras de la 
plaza de la Reina ayer.  
f.bustamante

Imagen de las obras de la plaza de la Reina ayer. f.bustamante

Los técnicos del Ayuntamiento de València y de la concejalía de Movilidad Sostenible así como el concejal del área Giuseppe Grezzi eran conocedores desde mediados de mayo de que las obras de la plaza de la Reina, que arrancaron el 26 de abril, iban a tener sobrecostes y que no se podrían acabar en los plazos previstos. La documentación que consta en el expediente administrativo demuestra que tanto la constructora, como los directores facultativos de la obra, así como los arqueológos de la Conselleria de Cultura y del Ayuntamiento de València, visitaron la zona, pocos días después de iniciarse las actuaciones y ya advirtieron que la importancia de los hallazgos iba a provocar retrasos yposibles sobrecostes. Los especialistas de la Conselleria de Cultura lo avisaron ya los días 13 y 17 de mayo, en varias reuniones mantenidas sobre el terreno.

Por tanto, tan solo tres semanas después de iniciarse las actuaciones, que arrancaron el 26 de abril, todos los implicados en la reforma integral eran conocedores de que habría que modificar los plazos previstos porque no se podría tener acabada el ágora en abril de 2022. Además, también se sabía que habría que modificar el presupuesto al alza .

Sin embargo, no fue hasta más de dos meses después, el 5 de agosto cuando Grezzi, en su condición de alcalde accidental, dictó la resolución para aprobar el aumento del 15% del presupuesto, con un sobrecoste de 1,6 millones que eleva el coste total por encima de los 12 millones. Asimismo, el también concejal de Movilidad Sostenible decidió, a propuesta de la constructora y los codirectores de la obra, continuar con las actuaciones de manera provisional, teniendo en cuenta, que parar los trabajos del todo, podría significar un gran quebranto económico y social para los negocios de la zona y para la propia ciudad.

Lo cierto es que la obra principal de la reordenación de la Plaza de la Reinase ha visto afectada por otras dos obras independientes a su ámbito y a la constructora y a la dirección facultativa, que han acabado por provocar estos retrasos y hacer inviable que la nueva ágora sea una realidad el 27 de abril de 2022, como estaba previsto. Así lo han señalado por escrito tanto la UTE Edifesa-Collosa como los codirectores de la obra en la documentación que consta en el voluminoso expediente de esta intensa reforma.

Estas dos obras que obligarán a modificar los plazos de ejecución son los de la renovación de la red eléctrica y de la red de agua potable, realizadas por Emivasa, estas últimas. En cualquier caso, los motivos de estos retrasos y de estos sobrescostes se deben a «circunstancias sobrevenidas», que se han encontrado los operarios y los peritos de la empresa al empezar a excavar.

En el caso de los hallazgos arqueológicos fueron descubiertos en una zanja que discurre en paralelo a la fachada catedral y como adelantó Levante-EMV se sospecha pertenecen a la época visigoda. Respecto al párquing, se han tenido que llevar a cabo una serie de actuaciones especiales, debido al mal estado de su estructura, lo que también ha llevado a tener que modificar el presupuesto y los tiempos del contrato y de la obra.

La concejala del PP Marta Torrado criticó la «opacidad» con la que Grezzi acordó la modificación del coste de esta reforma emblemática para la ciudad. En concreto subrayó que lo hizo aprovechando su semana como alcalde accidental, en agosto,mes de vacaciones por antonomasia, y sin pasar por la Junta de Gobierno donde la oposición podía fiscalizar este acuerdo.

Por su parte, Grezzi declaró en la web municipal que el modificado del presupuesto se ha efectuado mediante un procedimiento que implica no tener que interrumpir las obras. El concejal señalaba que mediante esta figura prevista en la legislación vigente, se podía iniciar el expediente mediante un proceso reglado de aportación de documentación.

Compartir el artículo

stats