Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo presupuesto para dar impulso a las obras pendientes

Entre las prioridades figura un espacio para microempresas o con fines formativos

El consejo rector del Consorcio aprobó ayer el presupuesto de la Marina para 2022 que presentó el director general del organo consorciado, Vicent Llorens, que también rindió cuentas del ejercicio de 2019, con el informe de auditoría, de 2020, marcados por la crisis del coronavirus.

Tas la salida del Ministerio de Hacienda del Consorcio, la Marina de València pasará a ser gestionada por la Generalitat, el Ayuntamiento de València y la Autoridad Portuaria. La Marina afronta así una nueva etapa en la que se espera mayor agilidad en la toma de decisiones y la puesta en marcha de infraestructuras pendientes desde hace años y otras nuevas, como un espacio para albergar microempresas. El equipo de Llorens trabaja en una nueva estrategia para dinamizar la marina y reprogramar algunos proyectos, entre ellos, el edificio de uso mixto previsto en la parcela hotelera junto al edificio del Reloj. También están por concretar los usos para el edificio de los Docks, uno de los elementos patrimoniales destacados de la Marina, que lleva ya varios años cerrado y sin uso. También está en espera de uso, tras descartarse la ubicación del Museo del Mar, el antiguo varadero, para el que también se han barajado usos formativos.

Se espera igualmente que en la nueva etapa de gestión de la Marina, ya sin la tutela del Ministerio de Hacienda, se agilicen las licitaciones de las concesiones previstas en los tinglados 4 y 5, donde se ubicarán industrias creativas.

Compartir el artículo

stats