Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre de las 670 terrazas Covid enfrenta a los vecinos y los hosteleros

La federación de entidades vecinales «celebra» la decisión por «la saturación de locales»

Una de las terrazas ampliadas por la pandemia, mostraba este aspecto el jueves. | PACO CALABUIG

Las asociaciones vecinales y las organizaciones de hosteleros protagonizaron ayer un sonoro choque público tras conocerse que el Ayuntamiento de València ha decidido que el próximo 12 de octubre termina el permiso especial que tenían hasta 670 negocios - bares, restaurantes y locales de ocio -para ampliar sus terrazas, con motivo de la pandemia y para paliar su pérdida de facturación por las restricciones impuestas por la Conselleria de Sanidad.

«Frustración y malestar del sector ante la cacicada del Ayuntamiento de València contra las terrazas y las pymes hoteleras». Esta es la valoración que hizo ayer la Coordinadora de Hostelería de los Barrios tras la reunión celebrada por la mañana con la concejala de Espacio Público Lucía Beamud.

La regidora anunció a las patronales del sector la decisión firme de la eliminación de las terrazas Covid a partir del próximo 12 de octubre, «sin dar opción al sector a dialogar y exponer su situación antes de tomar una decisión de forma unilateral» lamentaron las entidades profesionales. De hecho, «las formas porque nos hemos enterado por la prensa y un día antes de convocarnos a la citada reunión», les han molestado mucho.

La Coordinadora de Hostelería insistió que la eliminación de las terrazas Covid, cuando la Generalitat Valenciana no ha adoptado todavía las medidas que provocaron la activación de las mismas, «es precipitada y no tiene ninguna justificación». En este contexto, esta organización «está estudiando jurídicamente la resolución del ayuntamiento» para valorar «el posible recurso ante los tribunales para impedir su aplicación».

Al mismo tiempo, la Coordinadora anunció «la convocatoria de una protesta para responder a lo que considera un atropello hacia las pymes, por parte del Ayuntamiento de València, con la convocatoria de una concentración el jueves 7 de octubre». El acto consistirá en un recorrido que partirá desde distintos barrios y que confluirá en la misma plaza del Ayuntamiento. Y es que, el colectivo insiste en que las ampliaciones de las terrazas «siguen siendo necesarias para salvar puestos de trabajo y reactivar a pymes que aún no se han recuperado de la crisis al 100%, tras 18 meses de cierres y restricciones». Por su parte, la Federación de Asociaciones de Vecinos de València emitió un comunicado en el que «celebra» la decisión del consistorio. «Dejar sin efecto el acuerdo de ampliación de terrazas nos parece una decisión oportuna y necesaria», expresó la entidad presidida por María José Broseta. «Había que poner fin a una situación de excepcionalidad que creaba más problemas que ventajas», afirma la federación.

Además, indican, «esta vuelta a la normalidad sería conveniente que contara con un plan de apoyo desde espacio público facilitando una actualización de las autorizaciones de ocupación con su plano y croquis y acreditando el aforo autorizado (persona/1.75m2), así como prestando asistencia en los casos en conflicto».

«Es el momento de abordar igualmente (y con urgencia)» los problemas ocasionados en algunas zonas «como consecuencia de la saturación de locales y terrazas. Los casos de Russafa, El Palmar, Ciutat Vella, Honduras o el Cedro son buenos ejemplos para esta propuesta». La pandemia nos ha marcado y de algún modo «ha revalorizado el uso del espacio público, es por ello que consideramos necesario un acuerdo sobre el uso del espacio público en la ciudad que establezca claramente el orden de prioridades». El espacio del residente, el reservado a la movilidad y el del uso comercial. Por ello, exigen mesas de diálogo en los distritos con la policía, Espacio Público y otras concejalías implicadas.

Compartir el artículo

stats