Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos estallan contra el aumento del botellón en la plaza de Benimaclet

Las fiestas ilegales vuelven a la «Eskombrera» y la alquería de Serra los fines de semana

El PP denuncia que el botellón "se le ha ido de las manos" al gobierno municipal R.L.V.

Los vecinos de Benimaclet han vuelto a organizarse ante la proliferación de botellones en distintos enclaves del barrio. Tal como confirmaron fuentes de la Asociación de Vecinos, los residentes de la plaza de Benimaclet han vuelto a sufrir la lacra de los botellones casi todos los días, «pero en especial, los fines de semana largos como el que acabamos de vivir» con el 9 d’Octubre y el Día de la Hispanidad.

Las personas que viven en esta plaza han trasladado a la AVV sus quejas por estos botellones en el centro del pueblo de Benimaclet y, a su vez, la asociación ha trasladado sus quejas a la Policía Local y al concejal Aarón Cano. «Desde hace un mes y medio, con la vuelta a la normalidad y el fin de las restricciones, ancha es Castilla», afirman las fuentes consultadas. Jóvenes del barrio, y otros llegados de otros puntos de la ciudad, se reúnen en la plaza de Benimaclet para hacer botellón. No solo provocan un problema de convivencia porque no respetan el derecho al descanso de los vecinos sino que además obligan a gastar mucho dinero en la limpieza del espacio público, subraya un portavoz de la entidad vecinal.

A las siete de la mañana, la brigada de la limpieza se emplea en retirar los restos de botellas, botes y demás suciedad que dejan los participantes en estas reuniones ilegales en la vía pública. Esto molesta también a los residentes en Benimaclet «porque estos recursos que se dedican a la limpieza y recogida de esta basura se están dejando de dedicar a otras partidas como servicios sociales o culturales para el barrio».

La situación comienza a ser grave y la entidad vecinal está empezando a plantearse movilizaciones o actos de protesta para reclamar más presencia policial porque la experiencia, respecto a años anteriores, les dice que cuando los agentes frecuentan la zona, se produce un descenso en estas actividades.

Por otro lado, los responsables de la A VV de Benimaclet, a preguntas de Levante-EMV, confirmaron su preocupación «por las fiestas ilegales que se celebran hasta altas horas de la madrugada en la Eskombrera -nombre por el que es conocida la antigua fábrica de la central lechera del Prado- y en la alquería de Serra», cercana al cementerio de Benimaclet. Esta última construcción además es un Bien de Relevancia Local que está en muy mal estado y que ha dado lugar a hasta 7 advertencias del Síndic de Greuges al Ayuntamiento de València. Estas «raves» ilegales no solo molestan a los vecinos de Benimaclet sino que además constituyen un grave riesgo para las personas que se citan en esta antigua fábrica porque hay un peligro evidente de derrumbes que puede causar graves daños humanos a los participantes en estas concentraciones. Las fiestas en la Eskombrera y en un solar denominado La Garrofera, confirman fuentes vecinales, se repiten todos los fines de semana con las molestias y el rechazo que generan en la comunidad.

Compartir el artículo

stats