Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando la médica te receta ejercicio y relaciones sociales

El objetivo es reivindicar la importancia de la salud «cuando la gente está bien»

Algunos de los integrantes de «Serreria Activa» a las puertas del centro de salud. | LEVANTE-EMV

Realizar actividad física y establecer relaciones sociales. Esa es la prescripción médica que la doctora, Carolina Mir, realiza a sus pacientes cuando acuden al centro de salud de Serrería 1 en València. Ella ha sido la impulsora del proyecto «Serrería Activa», a través del cual cada miércoles, a las 9:30 h, un grupo de unos 25 vecinos y vecinas del barrio realizan una caminata a través de varias calles guiados por las lideresas o pacientes activas. Ellas son las encargadas de escoger la ruta, ya que «los profesionales sanitarios estamos desbordados y, por tanto, no podemos acompañarlos». De esta manera, los asistentes se reúnen en el centro de salud, la doctora los recibe, pasa lista para llevar a cabo un seguimiento médico y los despide.

Esta doctora explica que la idea nació el pasado mes de marzo y se ha ido desarrollando durante estos meses. «Les aconsejamos que busquen calles amplias o sin semáforos para no realizar muchas paradas», explica esta médica, quien añade que también es «una manera de encontrar las debilidades que hay en el barrio, ya que, por ejemplo, nos hemos dado cuenta de la necesidad de instalar baños públicos».

Maite Miralles y Mercedes Valero son dos de las pacientes activas de este proyecto. «Salgo a caminar todos los días porque me gusta y creo que es una manera de animar a la gente que está sola, a relacionarse», explica Maite. Por su parte, Mercedes destaca que «ya participaba en otro centro de salud y, al enterarme, acudí».

Encuentro

«Cuando vienen a la consulta les solemos recetar esta actividad, aunque también se lo recomiendan entre los propios pacientes», explica la doctora. Señala que es una actividad «para el barrio y está generada por ellos, pero viene gente de distintas partes de València».

Esta médica explica que hay asistentes de diferentes edades, aunque la mayoría son personas mayores pues han sido las más perjudicadas por la pandemia. «Se les ha infantilizado, ellos tienen miedo y las familias quieren protegerlos, por lo que se sienten encerrados y aquí pueden tener un punto de encuentro», afirma. Ante esta situación, destaca la importancia de este tipo de actividades en los distintos barrios, ya que se ha demostrado que «aumenta la esperanza de vida» y recalca que «muchas veces nos olvidamos de recetar vida social en las consultas». Por ello, «es importante visibilizar las iniciativas desde los centros de salud para poner de manifiesto que no solo actuamos cuando la gente está enferma». «Queremos mostrar que esta profesión también contribuye a la acción comunitaria y, así, recalcar la importancia de la salud cuando la ciudadanía está sana», concluyen.

Compartir el artículo

stats