Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un monolito para las mujeres encarceladas en el franquismo en el convento de Santa Clara

El consistorio ha señalado que "es un hito para mantener vivo el recuerdo de toda una serie de edificios y espacios públicos significados durante la Guerra Civil y la Dictadura"

Monolito en el convento de Santa Clara

La Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València ha instalado un monolito en memoria de las mujeres encarceladas en el convento de Santa Clara durante la Dictadura franquista, respondiendo a una petición hecha por el Aula de Historia y Memoria Democrática de la Universidad de València.

La instalación del monolito se enmarca dentro de las políticas públicas de memoria, y como indica la concejala de Patrimonio Glòria Tello, “se ajusta a lo que contempla el actual anteproyecto de ley de Memoria Democrática del gobierno español, que tiene por objeto la recuperación, salvaguarda y difusión de la memoria democrática en función de los principios de verdad, justicia y reparación”.

El Convento de Santa Clara fue construido en 1911 para una comunidad de religiosas capuchinas. Sin embargo, durante la Guerra Civil española (1936-1939) las autoridades republicanas lo utilizaron como prisión masculina y, posteriormente, al comienzo de la Dictadura, sirvió como prisión para mujeres entre junio de 1939 y abril de 1942. Era una filial de la Cárcel Provincial de Mujeres, completamente desbordada por la represión franquista de posguerra. Las religiosas, junto a funcionarias de la Sección Femenina del Cuerpo de prisiones, se encargaban de custodiar a las internas.

“Este de ahora es un nuevo hito dentro del proyecto “València en la memoria”, promovido por el gobierno desde el año 2016 con la intención de mantener vivo el recuerdo de toda una serie de edificios y espacios públicos significados durante la Guerra Civil y la Dictadura por cuestiones políticas, culturales o de simple vida cotidiana”, ha señalado Tello.

Por su parte, la Consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez garijo, ha recalcado que “las mujeres homenajeadas han sido demasiado tiempo invisibilizadas por ser personas comprometidas con la libertad y la democracia, pero también por el hecho de ser mujeres” yha recalcado que “reivindica los enormes avances en los derechos que supuso la II República y la hecatombe que significó la derrota militar del gobierno legítimo como consecuencia de la cual las mujeres pagaron un precio muy alto, en forma de encarcelamiento, exilio, muerte y pérdida de los derechos conquistados”. 

Compartir el artículo

stats