Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acuerdo para cubrir los restos arqueológicos de la plaza de la Reina

Cultura ordena volver a tapar el muro tardorromano del siglo V y encarga al ayuntamiento un proyecto para investigarlo «en un futuro»

Trabajos en la zona arqueológica de la plaza de la Reina. | M.A.MONTESINOS

Tras varios meses de tira y afloja la Conselleria de Cultura y la Concejalía de Movilidad Sostenible han alcanzado un acuerdo para los restos arqueológicos de época tardorromana, vinculados a un recinto amurallado sin documentar, que salieron a la luz en mayo pasado durante las obras de peatonalización de la plaza de la Reina. Los técnicos municipales y los de los Servicios Territoriales de Cultura «han acordado la modificación del proyecto para concentrar las catas arqueológicas en la zona más próxima a la catedral», informaron fuentes de la conselleria. Sin embargo, la intervención no se llevará a cabo ahora, de hecho la zona señalada ya ha sido repavimentada.

Fuentes de la Dirección General de Patrimonio informaron ayer de que los Servicios Territoriales de Cultura están redactando la autorización para hacer una excavación en todo el ámbito comprendido entre el muro sur de la catedral y el muro norte del aparcamiento de la plaza de la Reina, construido en los años 70, sin apenas supervisión arqueológica, arrasando los vestigios de época romana, visigoda o islámica que pudieran existir. Para ello, añadieron, «el ayuntamiento redactará un nuevo proyecto de intervención en el que tendrá en cuenta el resultado de las intervenciones hechas en los últimos meses, las condiciones de seguridad de la catedral, los plazos de intervención y el presupuesto».

Una intervención arqueológica para la que no hay fecha prevista y en la que se excavará la misma zona donde el proyecto de reurbanización que dirige el arquitecto José María Tomás ya había previsto hacer catas, que finalmente no se han hecho.

El acuerdo alcanzado esta semana por los técnicos de la conselleria y del ayuntamiento implica, como avanzó este diario, «tapar los restos arqueológicos en estos momentos». Cultura apunta que la intención es concluir las obras de la plaza que lleva meses al ralentí para «investigar los restos arqueológicos en un futuro con una intervención planificada y con una finalidad investigadora que analizará y concretará los restos con mayor precisión».

La solución se pliega así a la voluntad de que la plaza pueda reabrirse para Fallas y estar acabar en abril de este año. Las obras de remodelación de la plaza y del aparcamiento subterráneo fueron adjudicadas a Edifesa-Collosa por 10,7 millones de euros.

Catas junto a la catedral

El acuerdo entre la conselleria y el ayuntamiento se hace público tras conocerse que el Síndic de Greuges ha abierto, a instancias del PP, una investigación sobre el cubrimiento de los restos arqueológicos de la plaza de la Reina. Como informó este diario, la conselleria autorizó en noviembre a Iberdrola a tapar la zanja para canalizaciones abierta en la plaza de la Reina en la que en mayo afloraron restos de época tardorromana. Una decisión que ya daba pistas sobre cuál sería la decisión final para los hallazgos.

Compartir el artículo

stats