Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva terminal de cruceros vuelve a la casilla de salida

El ayuntamiento vuelve a sacar a exposición pública el plan especial del puerto tras caducar el primer proceso

Recreación de la nueva terminal de cruceros de València

El Ayuntamiento de València ha iniciado la tramitación de un nuevo procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica por procedimiento simplificado para el Plan Especial Zona Sur 2 de la Autoridad Portuaria de València al haber caducado el procedimiento anterior en agosto de 2021 tras cuatro años de tramitación.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de València aprobará hoy la apertura de un nuevo proceso de exposición pública de un mes de duración para que las administraciones y organismos afectados, las delegaciones municipales y entidades ciudanas afectadadas, entre ellas los vecinos de Natzaret, presenten nuevamente alegaciones al plan de la nueva terminal de cruceros del puerto que aprovechará los edificios de la antigua Unión Naval de Levante y en el que se incluye una parcel de 4.000 metros que se adjudicó al grupo Boluda en la operación de rescate de la concesión del muelle de los astilleros, ya en desuso, y donde se podrá levantar una torre de 14 alturas. Un acuerdo de rescate de concesión y permuta que ahora está en revisión por la propia Autoridad Portuaria. 

El ayuntamiento ya puso reparos en el procedimiento anterior al plan especial del puerto que incluye la nueva terminal, en especial, en lo tocante a cuestiones de movilidad y accesos a las instalaciones. El alcalde, Joan Ribó, reclamó que se alejasen del núcleo urbano, en concreto de Natzaret y el Grao, y que eliminasen la rotonda elíptica prevista para la ordenación del tráfico portuario justo delante de los tinglados 4 y 5, de titularidad municipal y destinados a la creación de espacios de innovación dentro de la estrategía de dinamización de la Marina de València.

A revisión de 30 organismos, grupos políticos y vecinos

El expediente será ahora nuevamente remitido a los 30 organismos, entre ellos el Ministerio de Transición Ecológica y la Conselleria de Territorio o Aviación Civil, y entidades que ya figuraban en el expediente anterior como interesados. El nuevo proceso de exposición pública y alegaciones supondrá un retraso añadido al proyecto de la nueva terminal, muy vinculado a la llegada de las nuevas líneas de tranvía previstas (L10 y L11) que mejorarán las conexiones del centro con la fachada marítima y que está previsto que empiecen a operar, en el caso de la L10 hasta Natzaret, en pocos meses.

La Autoridad Portuaria (APV) presentó el plan de la nueva terminal de cruceros, a la que han puesto reparos los vecinos de Natzaret, por las molestias de ruido y emisiones que puede generar la terminal, en julio de 2015,. La comisión de Evaluación Ambiental emitió el 30 de mayo de 2017 informe de evaluación ambiental y territorial estratégica condicionado al cumplimiento de una serie de determinaciones, como la presentación de un plan de movilidad.

El Plan Especial de la Zona Sur delimitaba dos zonas diferenciadas en cuanto a la vocación de cada una de ellas, por un lado, la Zona Sur 1 con clara vocación ciudadana y por otro la Zona Sur 2, puramente portuaria. La APV consideró que lo más adecuado era llevar a cabo dos planes especiales distintos. El plan especial de la zona 1, donde se incluye la futura Ciudad Deportiva del Levante, fue aprobado en marzo de 2021 definitivamente por la Comisión Territorial de urbanismo, sin embargo el plan de la zona más portuaria sigue sin ver la luz y ha estado acompañado de críticas de los vecinos y reparos del gobierno de Joan Ribó. 

En la documentación que ha vuelto a presentar el puerto se incluye la actualización del estudio acústico realizada en 2021 que concluye que no habrá cambios sustanciales en la emisión de ruidos con la nueva terminal si bien propone medidas minimizadoras y de seguimiento en concreto, el control de las emisiones sonoras mediante estaciones fijas, campañas de mediciones en el barrio de Nazaret, el seguimiento en la construcción de los nuevos viales o el uso de pavimento fonoabsorbente.

La APV adjudicó inicialmente en mayo de 2020 la nueva terminal de cruceros a Balearia que planteó un diseño integrado con la ciudad con zonas verdes y espacios ajardinados que aprovecha las naves industriales de los antiguos astilleros como espacio de recepción y estancia de pasajeros. La pandemia del coronavirus y el cierre de fronteras ha supuesto un brusco parón en la actividad de los cruceros que no han vuelto a llegar a la ciudad hasta hace pocos meses.

Compartir el artículo

stats