Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ayuda de la NASA para restaurar las obras de arte quemadas de la catedral

El Ivacor recupera los libros de fábrica que describen la construcción del templo, que se digitalizarán para consulta de los investigadores

Colocación de la tabla restaurada de Los Lázaros en el Museo de la Catedral. | A.SAIZ

El equipo del Instituto Valenciano de Restauración (IVCR+i) que desde hace años asesora y trabaja en la restauración del patrimonio histórico de la catedral de València ha contactado con la NASA para que les asesore en la restauración de las obras de arte de la Seo. La agencia espacial americana ha desarrollado tecnología con aplicación en la recuperación de obras de arte «quemadas» que «está dando muy buenos resultados», explicaron ayer los responsables del instituto durante la presentación de la restauración de la predela (parte inferior de un retablo) tardogótica «Los Lázaros» en el Museo de la Catedral.

Presentación de los libros de fábrica y la predela ayer. | A.SAIZ

El instituto de conservación trabaja ahora en la recuperación de otras dos tablas de un retablo que se salvaron del incendio que sufrió la catedral y el museo durante la Guerra Civil y que se encuentran en muy mal estado. «Están calcinadas, totalmente negras, no se ven las pinturas», explicó la directora del IVCR+i, Gemma Contreras. Aunque el instituto dispone de maquinaria y técnicas muy avanzadas, las restauradoras buscan el asesoramiento de la NASA para abordar esta nueva y complicada restauración.

La recuperación de la Predela de Los Lázaros, obra del siglo XVI atribuida a Nicolau Falcó (1493- 1530) que pertenecía al retablo de la capilla de San Pedro (del que solo se ha conservado dicha tabla), ha tardado más de dos años. La obra se encontraba en un almacén, quemada en su mayor parte, con partes de la pintura desprendida y dañada por las altas temperaturas. «Estaba en estado crítico», explicaron las restauradoras. Tras la minuciosa intervención las diferentes escenas de Lázaro que pintó el autor han recuperado los colores y texturas originales.

El Instituto de Conservación también ha recuperado dos Libros de Fábrica de la Catedral del siglo XV. En el acto de presentación intervinieron el deán de la catedral, Vicente Fontestad; el canónigo responsable de Patrimonio, José Verdeguer, y el vicepresidente del cabildo, canónigo archivero y bibliotecario, Vicente Pons, quien explicó que los libros de fábrica recuperados forman parte de los fondos del archivo de la catedral, que pasa por ser el mayor de Europa, y son uno de los documentos más demandados por los investigadores. Sin embargo, por su mal estado de conservación, se encontraban totalmente «amalgamados», no podían consultarse. Ahora, tras su restauración, los libros podrán consultarse aunque previamente serán digitalizados. La catedral custodió una decena de libros de fábricas datados entre 1399 y 1476 en los que hay valiosa información histórica sobre la construcción de la seo. Los libros recogen anotaciones sobre la recaudación de «limosnas» en las puertas de Serranos y Quart para contribuir a la construcción del templo. También sobre qué arquitectos o maestros de obra intervinieron, cuantos obreros trabajaron en el edificio y de dónde procedían, si eran «mudéjares o cristianos», salarios y materiales empleados.

También se presentó ayer la carta autógrafa de San Ignacio de Loyola (1491-1556) que forma parte del conjunto restaurado por el IVCR+i. Tanto la predela como los libros y la carta de San Ignacio se exhiben a partir de ahora en el Museo de la Catedral.

Compartir el artículo

stats