Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

La CHJ vuelve a multar a València por vertidos

La Confederación reclama que se adopten medidas y advierte que la multa puede ser de hasta 1 millón de euros

Edificio de la Confederación Hidrográfica del Júcar. JM Lopez

La concejala del PP, Julia Climent, ha alertado que «siguen produciéndose vertidos en las acequias de los barrios del norte de la ciudad como Benimaclet». Además, el PP ha desvelado la llegada de un nuevo requerimiento de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) instando al Gobierno municipal a tomar medidas para que no se produzcan estos vertidos en la red de acequias de riegos de la zona norte de la ciudad, en concreto en la acequia de Mestalla a su paso por Benimáclet. La concejala Julia Climent denuncia «la pasividad del Gobierno municipal que sigue sin frenar los vertidos a las acequias como se ha podido comprobar por el nuevo requerimiento de la Confederación Hidrográfica del Júcar».

Concretamente, «se le realizaron dos requerimientos, uno a principio de 2021 y otro a finales, y de nuevo se ha vuelto a requerir soluciones con urgencia. Ha pasado un año y medio, pero siguen sin resolverse los vertidos», según ha afirmado Climent. La Confederación detectó a finales del año pasado cinco puntos de vertidos en la acequias y ya requirió al Ayuntamiento que lo subsanara, pero en uno de los puntos siguen los vertidos: “El Servicio de Policía de Aguas y Cauces Públicos informa que en inspección de fecha 28/06/22 en el punto de vertido nº 1. Se observa que las aguas existentes en esta acequia, presentan el mismo aspecto que en inspecciones anteriores”.

La Confederación advierte que "los hechos descritos pueden ser constitutivos de infracción administrativa en base a lo dispuesto en el texto refundido de la Ley de Aguas” y le requiere que adopte, con carácter urgente, las medidas cautelares para el cese del vertido”. También le insta a que “comunique a este Organismo, en el plazo de 15 días, las medidas cautelares adoptadas, así como un cronograma de ejecución con las medidas propuestas para el cese del vertido definitivo. Los trabajos deberán ser supervisados por el Servicio de Policía y Cauces Públicos de esta Confederación Hidrográfica del Júcar”.

Por último la Confederación le recuerda al gobierno municipal las sanciones a las que se pueden enfrentar de no cesar los vertidos. “De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 100 del R.D. Legislativo 1/2001, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, y al margen de los procedimientos sancionadores que pudiera tener incoados en este Organismo, se advierte que tiene terminantemente prohibido efectuar vertido a cauce, suelo o subsuelo que pueda deteriorar la calidad de las aguas, sin contar con autorización de este Organismo, incoándose, en su caso, expediente sancionador por infracción tipificada en el artículo 116 de la citada ley, pudiéndole corresponder sanciones hasta 1.000.000 €".

Compartir el artículo

stats