Instalan otras ocho fuentes de agua refrigerada en València

El objetivo es llegar a 46 en toda la ciudad, dentro de los planes de la Capitalidad Verde Europea de 2024

Una de las nuevas fuentes refrigeradas.

Una de las nuevas fuentes refrigeradas. / Levante-EMV

La Concejalía del Ciclo Integral del Agua ha puesto en servicio ocho nuevas fuentes refrigeradas. Las fuentes que se acaban de poner en funcionamiento son las ubicadas en la avenida de las Tres Creus (entrada del Hospital General); la plaza de Benimaclet; calle del Poeta Mas i Ros, 77 con Músico Ginés, 6; avenida de Blasco Ibáñez, 72 esquina con Cardenal Benlloch; Doctor Manuel Candela con Santos Justo y Pastor; plaza de la Reina esquina con calle del Mar; Paseo de la Petxina con avenida de Pérez Galdós (complejo deportivo de la Petxina) y la plaza del Soñador, en Massarrojos.

En estos momentos, la Concejalía está a la espera de que Sanidad autorice la puesta en funcionamiento de las fuentes instaladas en la calle de Emili Baró, 12 en el cruce con Vicent Zaragozà; calle de Vicent Zaragozà, 72 (complejo deportivo); avenida de Blasco Ibáñez, 81 esquina con la calle de Ramon Llull; avenida de las Baleares en la esquina con el Club de Tenis; República Argentina con Campoamor y Hermanos Machado con San Vicente de Paúl.

Próxima instalación

Para los primeros días del mes de enero está prevista también la puesta en funcionamiento de las fuentes de la plaza de la Virgen; plaza de los Fueros; calle del Sivert, en Carpesa; calle de Ador, 59 y Doctor Ruiz i Comes, 86, en Castellar-l’Oliveral; y Músico Ayllón, 40 (piscina y Parque del Oeste).

Fuentes instaladas en la Plaza de la Reina.

Fuentes instaladas en la Plaza de la Reina. / Levante-EMV

El concejal del Ciclo Integral del Agua, Carlos Mundina, ha afirmado que “el Ayuntamiento de València quiere enmarcar este tipo de acciones en las actuaciones y las acciones previstas con motivo de la capitalidad verde europea puesto que, con estas fuentes, mitigamos la emisión de CO₂ a la atmósfera y reducimos el consumo de plástico”. Según el concejal, “las 26 fuentes que han estado en funcionamiento hasta ahora han supuesto un consumo de más de un millón de litros de agua potable, lo que equivale al consumo de unas 3.000 personas”. Por todo esto, Mundina ha añadido que “el Ayuntamiento seguirá con este tipo de actuaciones porque fomenta los méritos que ha acreditado la ciudad de València para ser capital verde europea y la idea es extenderla a todos los barrios y distritos de la ciudad”.

Tratamiento del agua

El agua de las fuentes refrigeradas lleva una doble filtración y una desinfección con luz ultravioleta. Además, un equipo de generación de ozono desinfecta de manera automática la boca de suministro.

Todas las instalaciones constan de una estructura de acero inoxidable con cierre de seguridad antivandálico. El interior de la estructura consta de un refrigerador con una capacidad de 120 litros que permite enfriar el agua y que se adapta al clima de cada estación.

Con la inauguración de todas las fuentes previstas, València dispondrá de 46 instalaciones de estas características repartidas por toda la ciudad