Los trucos caseros de limpieza y decoración siempre son útiles. Saber cómo limpiar ventanas, el truco para deshacerse de la cal en la goma de la lavadora, la fórmula para quitar el olor de humedad de las toallas y ropa de baño o el secreto para devolver el blanco a las zapatillas es muy útil. En esta ocasión, y dada la cercanía con el invierno y la consiguiente bajada de temperaturas, te vamos a contar el truco para lavar el nórdico en casa y que se quede como nuevo.

El truco casero para limpiar el nórdico

Lavar el nórdico antes de la época de frío puede ser una tarea de esas que dan mucho trabajo y cuestan mucho tiempo de llevar a cabo. Hay casas en las que se opta por pagar los servicios de una lavandería profesional para evitar hacerlo en casa. Sin embargo, esta alternativa no es rápida y mucho menos es barata.

En otros hogares se opta por recurrir a las lavanderías autoservicio en cuyas instalaciones, repartidas por los barrios de las ciudades, se puede encontrar lavadoras con tambores más grandes que permiten lavar el nórdico ya que no en todas las lavadoras caben. Sin embargo, si en la lavadora de casa sí cabe el nórdico, tenemos el truco definitivo para dejarlo como nuevo y sin apelmazar.

Cómo lavar el nórdico en casa sin apelmazar

Lavar el nórdico en casa es muy sencillo conociendo el truco definitivo para que se quede el relleno sin apelmazar. ¿Cómo conseguir limpiar bien el nórdico en casa? Una herramienta deportiva ajena a la decoración del hogar y la limpieza de casa es el mejor aliado para poner a punto el edredón.

Limpiar el edredón en casa y usando la lavadora con un programa normal es posible si en el interior del tambor se introduce esta herramienta deportiva. Las pelotas de tenis sirven para que durante el lavado y centrifugado del edredón, estas golpean el relleno del tejido de forma que no se apelmaza. Al terminar el lavado, tendremos que tender el edredón evitando las horas más frías y húmedas para que se seque pronto y sin olores.

Una pelota de tenis sirve para evitar que el nórdico se apelmace al lavarse. Pexels