Almudena Cid es, sin duda, una de las gimnastas más queridas y respetadas de España. Como profesional de la gimnasia rítmica participó en cuatro olimpiadas y ganó varios títulos nacionales e internacionales hasta el punto de convertirse en un referente en su disciplina.

Pero además de por su faceta deportiva, Almudena Cid ha sido muy conocida por su matrimonio con el televisivo Christian Gálvez, presentador de Pasapalabra cuando el concurso se emitía en Telecinco, y su posterior y tumultuoso divorcio.

Una ruptura que marcó su vida

Almudena Cid jamás ha abandonado del todo la gimnasia rítmica, aunque cuando dejó atrás el mundo del deporte, apostó por el modelaje y la interpretación. En ambos campos ha cosechado y sigue obteniendo éxitos importantes.

Almudena Cid y Christian Gálvez, el día de su boda. L-EMV

Pero, en los últimos tiempos, su repentina ruptura con Christian Gálvez ha copado buena parte de los titulares protagonizados por la exgimnasta. Y es que nadie parecía esperar una separación de la pareja tan tempestuosa como la que ambos protagonizaron.

El ya exmarido de Almudena Cid rompió su matrimonio para unirse a una compañera de televisión que también tenía en aquellos momentos otra pareja. Ambos han formado, ya juntos, una nueva familia.

Aquella ruptura dejó a Almudena Cid sumida en la tristeza y, tal y como ella ha confesado en diferentes entrevistas, la separación de Christian Gálvez la llevó a la depresión y a pasar uno de los peores momentos de su vida. Ahora, ya ha dejado atrás esa tristeza y ha sabido rehacerse y volver a vivir, según explicó durante su última visita a Pasapalabra, programa que ahora se emite en Antena 3 y que presenta Roberto Leal.

Almudena Cid. L-EMV

Almudena Cid, frente al futuro

La recuperación de Almudena Cid es ya pública y notoria, como así se ha podido apreciar tanto en las numerosas entrevistas que ha concedido como en las publicaciones que hace en sus redes sociales, donde ella misma ha alabado la importantísima parte que otro hombre ha tenido y tiene en su vida.

De hecho, la exgimnasta ha publicado hace unas semanas un emotivo vídeo en el que se ve a ambos riendo, bailando y encantados de estar el uno al lado del otro. "Cómo me gustan nuestros bailes, nuestros ratitos", le dice Almudena Cid.

Junto a ella, un hombre imponente, maduro y con aspecto de simpaticón y bonachón. Ambos se besan, se toman de la mano, caminan uno al lado del otro, bailan y, sobre todo, se ríen y se miran con amor infinito.

Ese hombre no es otro que una de las personas más importantes en la vida de Almudena Cid. Y es que es, nada más y nada menos que su padre, a quien le dedica esas tiernas palabras y ese emotivo vídeo a modo de sentido homenaje. "Cómo me gustan nuestros bailes, nuestros ratitos, aita", le dice.