23 de febrero de 2018
23.02.2018
Mascotas

Cirugía

Reconstruyen una parte del cráneo a una gatita en Paterna

Sansa, de tan solo ocho meses, nació ciega y con una malformación congénita

23.02.2018 | 17:52
Reconstruyen una parte del cráneo a una gatita en Paterna

El hospital veterinario de Paterna (Valencia) Aúna Especialidades Veterinarias ha realizado con éxito una cirugía "pionera a nivel mundial" consistente en una cranioplastia (reconstrucción craneal) a Sansa, una gata de ocho meses que nació con una malformación congénita. La cría, ciega de nacimiento, presentaba una abertura en la parte superior del cráneo por la que sobresalía un tercio del cerebro.

Esta gata fue abandonada nada más nacer y posteriormente recogida por la asociación felina 'Todo por ellos' de la localidad valenciana de Albal, que la llevó al veterinario, relata la clínica en un comunicado.

Tras una primera exploración radiográfica, los especialistas observaron que el bulto que presentaba en la parte frontal del cráneo obedecía a un meningoencefalocele; es decir, la ausencia de parte del hueso del cráneo a través de la que sobresalía su cerebro.

Por ello fue remitida diplomado europeo en Neurología/Neurocirugíaveterinaria Alejandro Luján, del hospital Aúna Especialidades Veterinarias. Primero estudió en un TAC en tres dimensiones la abertura craneal y después aconsejó una cirugía dereconstrucción craneal, con el objetivo de proteger la parte del cerebro expuesta, que únicamente estaba separada del exterior por la piel.

Para esta operación tuvieron que esperar a que el gato, ciego de nacimiento y con convulsiones epilépticas, alcanzara los ocho meses de edad, con el fin de que finalizara el crecimiento óseo del animal.

Desde el centro valenciano destacan que esta cirugía es pionera a nivel internacional, dado que solo hay documentado un precedente previo en Estados Unidos sobre un animal que presentaba una pérdida ósea menor y al que solo le sobresalían del cráneo las meninges.

Prótesis a medida para Sansa

De hecho, la cranioplastia de Sansa es la primera para la que se diseña una prótesis hecha a medida, en polisulfona biocompatible de grado médico, obra de la empresa especializada Beta Implants. El coste de la cirugía corrió a cargo del centro y tuvo una duración de tres horas.

En la operación se realizó una abertura para exponer la parte afectada del cerebro, de donde se tomaron muestras para una biopsia posterior. También le extrajeron líquidos encefálicos para ofrecer más espacio al cerebro dentro de la cavidad craneal y se fijó la prótesis.

La intervención ha finalizado con éxito y la gata ha podido regresar con su familia de adopción, miembros de la asociación que la acogió, donde disfruta de un buen pronóstico y una mayor calidad, ya que ahora puede jugar con sus dueños y otros animales sinriesgo de que un golpe en la cabeza sea un peligro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook