08 de diciembre de 2015
08.12.2015

regeneración política

08.12.2015 | 00:44

El próximo 20 de Diciembre los españoles estamos llamados a las urnas para decidir qué gobierno queremos para los próximos años en un momento clave en nuestra historia ante los retos nacionales e internacionales que se presentan.

Los ciudadanos hemos sufrido cuatro años de duros ajustes que, aunque algunos eran estrictamente imprescindibles, generalmente han perdido los mismos de siempre: los que menos margen tienen para perder (colectivos de discapacidad, gente con menos recursos?). Lo que está claro es que aquellos que más tenían siguen siendo los que más tienen y la distancia entre «clases» se ha incrementado. Y la clase política sigue igual sin haberse hecho ajustes de magnitud para, en primer lugar, dar ejemplo y, en segundo, estar más cerca del sentido menos común de todos: el común.

No se ha puesto fin a los aforamientos, no se ha cerrado el Senado, acabado con los privilegios de la clase política y lo más llamativo, sigue sin ponerse fin a las duplicidades administrativas que, además, aumentan la burocracia y los tiempos de solución a un problema. ¿Tan difícil es una competencia, una administración? ¿Qué sentido tienen las Diputaciones Provinciales? Ninguno. Aumentar la burocracia, engordar la estructura política y por ende cargos y sueldazos y reducir recursos para los municipios. Y cuando alguien salte diciendo que sin las diputaciones los pueblos pequeños desaparecerán o que sin la Diputación a los mismos no hubiese llegado el agua, la luz, las carreteras o hasta la civilización, habría que responderles que viajen a Murcia, La Rioja, Navarra, Asturias o Cantabria y comprueben si han sobrevivido sin ellas. De momento, y en lo que llevamos de legislatura en Nules, el Presidente de la Diputación de Castellón no ha accedido a recibirnos.

Es imprescindible llevar a cabo una reforma del poder judicial para asegurar su independencia y, de una vez por todas, dignificar a los autónomos. Nos jugamos mucho y ya lo decía Einsten «Si quieres resultados distintos no hagas siempre lo mismo». Si para España queremos otras formas de hacer política y, por ende, resultados distintos, no votemos a los mismos de siempre que ya han demostrado por activa y por pasiva que el sistema necesita reiniciarse.

Ciudadanos de Centro Democrático (CCD) quiere representar a los ciudadanos de Nules en el Congreso para llevar a cabo la necesaria regeneración política y democrática que necesita nuestro país, además de realizar aquellas inversiones que históricamente reclama el municipio como es la regeneración de la playa o el encauzamiento del barranco Juan de Mora y que hemos incorporado a nuestro programa electoral. ¿Contamos contigo?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine