23 de enero de 2016
23.01.2016
Mercado de invierno

"Estoy listo para jugar en una hora"

Giuseppe Rossi llega cedido al Levante, que se guarda una opción de compra de 5 millones de euros, y tratará de aportar goles y liderazgo - El delantero aterrizó en Valencia impaciente por jugar su primer partido con la camiseta azulgrana

23.01.2016 | 04:15
"Estoy listo para jugar en una hora"

Goles con acento italiano. Un hombre que transmite ilusión y da el impulso que necesita a la grada para creer en la permanencia. En el escenario en el que vive el Levante, Giuseppe Rossi (28 años) se convierte desde su aterrizaje en el líder del ataque. Él consciente de ello asegura tener «ganas de volver a hacer las cosas bien en La Liga». Además, sobre la presión que existe en la lucha por eludir el descenso, el ariete destacó que «el fútbol es fútbol. Siempre se juega igual, ya sea por títulos o por la permanencia. Tengo ganas de ayudar para poder quedarnos en Primero División», afirmó el nuevo ariete granota, quien será presentado mañana.

Recuperado de una nueva lesión, el delantero llega ansioso y buscará un lugar en el que disfrutar de minutos con la Eurocopa metida entre ceja y ceja. En Orriols, conscientes de la situación del transalpino, le hicieron saber su interés y tras una intensa negociación se consiguió la cesión con una opción de compra de 5 millones de euros. 'Il Bambino' quiere aprovechar esta oportunidad y llegó a Valencia para apuntar a la UD Las Palmas como próxima víctima, aunque a Rossi la espera hasta el lunes se le hará eterna. «Estoy preparado también para jugar en una hora. Tengo muchas ganas de jugar y si es el lunes estaré muy feliz por jugar el partido», sentenció el futbolista antes de pasar la revisión médica.
El matrimonio entre el Levante y Rossi empieza con un ambiente inmejorable. Quico Catalán consigue para la delantera a un futbolista que marca diferencias y Rossi vuelve a España, donde todavía se recuerdan sus desmarques al espacio, los recortes esquivando defensores y aquellos disparos en los que mimaba el esférico con su bota izquierda. Mientras, él punta nacido en EEUU revela el porqué de su salida de Italia. «En los últimos meses he tenido pocas oportunidades. Tengo que darle las gracias al Levante por esta oportunidad», explicó.

Lejos de la península, 'Pepito', como así le llaman en Italia, encontró acomodo en Florencia, lugar al que llegó en el mercado invernal de 2013. En la ciudad de Dante y Boccaccio, Rossi escribió sus líneas a base de goles y llevó al conjunto 'viola' a la cuarta posición liguera. Además se convirtió en el máximo goleador de la plantilla perfilándose incluso como el ariete titular para la selección italiana. En su mejor momento y cuando Prandelli confiaba en él en los partidos previos a la cita de Brasil, las molestias volvieron a frenarle en su mejor momento.
Con una temporada 2014/15 en blanco, Rossi comenzó este curso con el objetivo de quitarse la espina con el combinado nacional y enfocó su mirada a la Eurocopa. Consciente del gran nivel que está ofreciendo la Fiorentina esta temporada, 'Il Bambino' llega ahora a Valencia con la oportunidad de disfrutar de minutos y la responsabilidad de ser uno de los referentes de una plantilla que se está jugando la vida.

Tras confirmarse la operación, en la que Rossi pertenecerá al Levante hasta el final de la presente temporada, el futbolista viajó inmediatamente a Valencia y llegó ayer por la tarde a una ciudad que le recibe con los brazos abiertos. El jugador llegó ilusionado y con ganas de vestir la camiseta granota, incluso en el encuentro del lunes ante la UD Las Palmas.

En el Levante, tras la llegada de Rossi, la misión es la de fichar a un central de garantías que aporte seguridad a la parcela defensiva. Además, podría haber alguna salida en forma de cesión, como la del delantero de Torrent Roger.

Un seguro de goles
En las temporadas en las que Rossi disfrutó de continuidad desde su explosión en Villarreal, ´Il Bambino´ registró en El Madrigal una media goleadora excelente y ahora llega a España con la ambición de repetir aquellos números. «Tengo muy buenos recuerdos de La Liga y son tres años que he estado en Italia y ahora que he vuelto tengo ganas de hacer las cosas bien en La Liga», afirmó a su llegada al aeropuerto de Manises.

Si Rossi se acerca a los números goleadores de su etapa en el Villarreal, el Levante se acercaría mucho al objetivo de la permanencia y es que con una media de 0,44 goles por partido en aquel periodo y con una 2010/11 en la que destacó con una 0,57 tanto por encuentro, el futbolista se convierte en la gran esperanza de la afición granota.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine