11 de octubre de 2015
11.10.2015

Gastronomía con viento de popa en la Marina

Un cocinero aficionado gana la «Gourmet Race» de Moraira con una gallineta

11.10.2015 | 04:15
Gastronomía con viento de popa en la Marina

Del opulento bogavante a la humilde gallineta de fondo. El concurso gastronómico de la Gourmet Race de Teulada-Moraira, el único en el que los chefs cocinan a bordo de los barcos, ha puesto proa hacia la sencillez. Ya es toda una declaración de intenciones que en la anterior edición se eligiera el bogavante como ingrediente principal y ahora se optase por un pescado de bajo perfil culinario.

Además, numerosas tripulaciones echan mano de cocineros profesionales para llevarse el gato al agua. Sin embargo, esta vez fue un aficionado quien más jugo le sacó a la gallineta. El jurado, presidido por el cocinero con una estrella Michelín Manuel Alonso (regenta el restaurante de Daimús Casa Manolo), no tuvo dudas. El mejor plato se había cocinado a bordo del velero Reima. La elaboración, que destacaba por su sencillez e intenso sabor, era del chef amateur José María Serna, un benissero que fue el primer sorprendido por el premio.

«Hemos improvisado. El mérito es de toda la tripulación. Al principio, queríamos hacer un cruet, pero esa elaboración se hubiera complicado mucho con mala mar. Hemos decidido macerar los lomos de la gallineta primero con sal y luego con aceite y servirlos con algas. Así de sencillo», explicó Serna, a quien en la Marina Alta, más que por sus dotes culinarias, se le conoce porque fue concejal del PP en Benissa.

El Reima, a cuyo patrón Antonio Reig también le tira la política (ejerce de portavoz del PP en Parcent), es casi un cascarón al lado de los megayates que participan en esta regata gastronómica. Pero la cocina no es cuestión de eslora. Este velero apenas tiene espacio para los fogones. De ahí que sus tripulantes apostaran por una receta sin cocción.

El empresario Juan Moll, uno de los organizadores del certamen y responsable de que el chef francés con 28 estrellas Michelín Joël Robuchon sea su presidente de honor, comentó que la gallineta entrañaba una gran dificultad para los cocineros de los 24 barcos participantes. «Es un pescado de impresionante textura, pero al que le falta sabor. Tendrán que sazonarlo bien y demostrar una gran habilidad culinaria».

Mientras, Manuel Alonso destacó que de los certámenes no profesionales a los que ha asistido de jurado «éste es, sin duda, el de mayor nivel».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine