10 de agosto de 2015
10.08.2015
Solidaridad

Amnistía, Greenpeace y Oxfam piden una reforma constitucional que blinde los derechos humanos

Las tres ONGD denuncian que la Carta Magna crea derechos de «primera y de segunda» que afectan a los ciudadanos más vulnerables

10.08.2015 | 04:15
Amnistía, Greenpeace y Oxfam piden una reforma constitucional que blinde los derechos humanos

Los directores de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán), Greenpeace, Mario Rodríguez, y Oxfam Intermón, José María Vera, han presentado la campaña «Blinda tus derechos. Cambia el artículo 53» que apuesta por una reforma constitucional que mejore las garantías de protección de los derechos humanos y que incluya otros que no recoge la Carta Magna española.

Las organizaciones han denunciado que la Constitución española, y en particular su artículo 53, establecen un tratamiento y protección desigual e insuficiente de los derechos humanos, creando derechos de «primera» y de «segunda», lo que tiene consecuencias sobre la población, especialmente la más vulnerable, que sufre la falta de acceso a la vivienda, a la salud o a unos ingresos mínimos sin poder reclamar ante los tribunales.

Según las tres ONGD, bajo esta Constitución, la desigualdad crece y ya España es el segundo país más desigual de Europa, con 760.000 personas sin ingresos. Detrás de la supuesta protección del derecho a la vivienda recogido en el artículo 47, desde 2008 se han iniciado 600.000 procesos de ejecución hipotecaria, dejando a muchas personas en la calle sin que hayan podido defender su derecho a una vivienda adecuada ante un juez. Las organizaciones sociales constatan que con motivo de las políticas de austeridad, se ha retirado la tarjeta sanitaria a casi 750.000 personas cuando el derecho a la salud está reconocido en el artículo 43.1. Por otra parte, el derecho a un medio ambiente saludable está recogido en el artículo 45 y entre 2009 y 2015 la inversión en este ámbito ha sufrido un recorte del 56% en los Presupuestos Generales del Estado.

Para ello, las organizaciones proponen la modificación de 24 disposiciones constitucionales y una profunda reforma del artículo 53, que es el responsable de hacer una distinción artificial entre derechos.

Amnistía Internacional, Greenpeace y Oxfam Intermón resaltan que los derechos humanos no pueden estar condicionados por el vaivén de las decisiones políticas de distintos gobiernos, y denuncian que durante la crisis económica se han puesto los intereses económicos por delante de las personas y sus derechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine