27 de octubre de 2015
27.10.2015
Lesión

Rodrigo no jugará hasta febrero de 2016

El delantero sufre una «rotura parcial en el ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda», no va a ser operado y estará tres meses de baja

27.10.2015 | 00:22
Rodrigo no jugará hasta febrero de 2016

Rodrigo Moreno da por finalizado 2015. El jugador tendrá que esperar al inicio del nuevo año para volver a vestir la camiseta del Valencia. Tras un largo día de pruebas y consultas, a última hora de la noche, el club confirmó que el jugador sufre «una rotura parcial en el ligamento cruzado posterior de su rodilla izquierda». El delantero, según el cuerpo médico, seguirá un tratamiento «conservador» por lo que, salvo revés, se descarta que vaya a pasar por el quirófano. A Rodrigo le esperan por delante tres meses de tratamiento para volver a competir (si se cumplen los plazos reaparecerá a principios de febrero). El diagnóstico, sin embargo, fue un alivio para el jugador que por su sintomatología creía que tendría que pasar por el quirófano „porque era muy pesimista y creía que la rotura era total„ y con ello dar prácticamente por terminada la temporada.

Hoy Rodrigo, tras la lesión que se produjo de forma fortuita, inicia la cuenta atrás. Y lo hace tras recibir el ánimo y apoyo de sus compañeros. Un respaldo que tuvo desde el primer minuto. Desde que en el Calderón el doctor Silvestre le dijo que debía apoyarse en muletas para caminar, Enzo Pérez, Santi Mina y Lucas Orban estuvieron a su lado. No se separaron de él. Los tres compañeros, con mucho tacto, trataron de hacerle pasar el trago de la mejor de las maneras. Rodrigo, que desde el primer minuto tuvo presentes las lesiones de Thiago Alcántara y Rafinha, trataba de resignarse y poner buena cara. Ya en la habitación del hotel, donde compartía dormitorio con Cancelo, el jugador recibió el ánimo y la fuerza que por teléfono le trasladaban sus familiares y amigos. Sólo le quedaba esperar mientras de reojo observaba cómo tenía inflada la rodilla. Dolor, como ocurre en este tipo de lesiones, no tenía.

Con la mochila al hombro y apoyándose en muletas para caminar, el delantero apareció en la estación de Atocha. Allí, a pesar del tormento que estaba viviendo, se hizo fotos con todo aquel que se lo pidió. Y siempre con la sonrisa en la cara.

A la llegada a Valencia, el jugador fue el foco de atención de cámaras y fotógrafos y, ni un mal gesto. En Paterna, igual. Junto al doctor, se trasladó a una clínica cercana a la ciudad deportiva y, poco antes de las 13.30 horas, el jugador se sometió a varias pruebas radiológicas. Estudios que, en otro centro médico, se completaron por la tarde. A las 20 horas, el club oficializaba la lesión. Y, con ello, la cuenta atrás de una lesión que reabre la polémica sobre qué pasará ahora con Álvaro Negredo.

Sin Rodrigo apto, el técnico está obligado a destaparse con el delantero vallecano.

Si el viernes el portugués no incluye al exjugador del Manchester City en la convocatoria, demostrará que su ausencia en los tres últimos partidos no ha sido por tratarse de un descarte técnico y sí por un castigo como se cree en el vestuario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine