16 de octubre de 2015
16.10.2015

Ribó urge a Montoro a negociar otra prórroga para la deuda de la Marina

Advierte de que el ayuntamiento no pagará nada hasta que no haya un acuerdo de condonación

16.10.2015 | 04:15
Panorámica de la Marina Real Juan Carlos I con el Veles e Vents al fondo.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, urgió ayer al Gobierno a buscar una solución para resolver la situación de asfixia económica del Consorcio Valencia 2007 que el próximo 22 de octubre se enfrenta a un segundo embargo del banco Santander por impago de sus deudas. El equipo de gobierno municipal está trabajando para desbloquear el desarrollo de la dársena y ha planteado «una propuesta razonable» que precisa de un acuerdo con el Ministerio de Hacienda, explicó ayer Ribó, quien lamentó no haber recibido todavía respuesta a la misma. En concreto, el alcalde ha pedido al ministerio que negocie una nueva prórroga de un año con el banco, que tiene retenidos cuatro millones de euros de la cuentas del Consorcio de un primer embargo.

Sería, en todo caso, una solución temporal hasta que se celebren elecciones el próximo 20 de diciembre. A partir de esa fecha, y sea el Gobierno que sea, la reivindicación de Joan Ribó será la condonación de la deuda. El alcalde quiere que el Gobierno asuma el coste de la Copa del América como hizo con otros grandes eventos como la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Sólo por las obras de la Copa del América, el Consorcio Valencia 2007 tiene una deuda contraída con el ICO de 420 millones de euros, a los que está respondiendo el Tesoro como avalista. Sin embargo, el Consorcio también tiene otra deuda de 66 millones de euros de un crédito contraído para cubrir la variación de los intereses más una póliza de crédito que se pidió ante la imposibilidad de hacer frente a ese crédito. En suma, 500 millones de euros que impiden dar una solución al desarrollo de la marina, según reiteró ayer Joan Ribó tras la inauguración de la jornada VLC Health-Ecosistema de Salut organizada en el Jardín Botánico.

Ribó destacó que su deseo es que, con el nuevo gobierno de España, se solucione este problema y lamentó que aún no ha podido hablar directamente con el secretario de estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. «Debe de tener la agenda muy complicada», ironizó. El alcalde recordó que «el pago más inmediato no se puede abordar directamente desde Valencia, sino que es ministerio quien tiene que intervenir» y criticó al anterior gobierno de Rita Barberá por que no dejó presupuestado cantidad alguna para el Consrocio VAlencia 2007. Las aportaciones dijo el alcalde se harán «cuando haya un acuerdo con Madrid».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook