12 de enero de 2016
12.01.2016
Obras

L'Oceanogràfic incorpora cocodrilos, tiburones martillo y leones de Steller

Avanqua quiere que sea una parada obligada para quienes visitan Valencia o la Comunitat Valenciana

12.01.2016 | 04:15
Tiburones martillo y cocodrilos sudafricanos ocuparán el nuevo Oceanogràfic en marzo
Play
Foto: G. Caballero | Vídeo: Levante TV

Cocodrilos, leones marinos de Steller, tiburones martillo, un mariposario, auroras boreales, pantalla gigante en el delfinario y un largo etcétera de nuevas atracciones incorporará l'Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en el mes que permanecerá cerrado al público. De entrada, se invertirán 9 millones de euros y si se suman los trabajos previstos para 2017, esa cantidad se eleva a 13 millones, todo ello con el objetivo de conseguir lo que sus responsables llamaron «efecto champán» o «efecto sorpresa», es decir que los visitantes sientan la necesidad de acudir de nuevo a estas instalaciones. De hecho, se espera que este año se llegue a 1.250.000 visitantes y que en 2017 se alcancen los 1,6 millones.

Coincidiendo con el primer día de cierre del parque, que se prolongará hasta el próximo 12 de febrero, la empresa Avanqua, gestora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias para los próximos 15 años, presentó su proyecto para l'Oceanogràfic, el principal reclamo del recinto en lo que a visitantes e ingresos se refiere. También estuvo presente el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que calificó a l'Oceanogràfic como «el icono más representativo de las infraestructuras capaces de generar ilusión» y como una oportunidad para «recuperar el prestigio» perdido de Valencia y de la Comunitat Valenciana.

Por lo que se refiere a la inversión, la directora de Avanqua, Celia Calabuig, explicó que este año ya se gastarán 9 millones de euros y que en los próximos ejercicios se irán presentando nuevas atracciones y mejoras. Si contamos el año 2017 esa inversión se eleva a 13 o 14 millones y en los 15 años de la concesión rondarán los 25 millones. «Queremos que sea un polo de turismo de la Comunitat Valenciana, que sea una visita obligada para quienes vienen a Valencia», dijo Calabuig.

En lo que al conjunto del parque se refiere, la presidenta de Avanqua explicó que se cambiará toda la pavimentación (suelo, maderas, moquetas); se revisará la iluminación para avanzar en el ahorro energético; habrá nueva señalización para todo el complejo; se repararán los tanques y se mejorará el tratamiento del agua; se pondrá wifi y se construirán 2 zonas lúdicas infantiles.

Las nuevas atracciones

Y ya entrando en las atracciones, el director general de l'Oceanogràfic, Juan José de Torres, enumeró las más importantes novedades que se introducirán ya para la gran inauguración del mes de marzo y que permitirán, según sus palabras, «liderar el ocio relacionado con el mundo animal».

En el edificio de acceso, que ahora es un espacio infrautilizado, se colocará un acuario con tiburones martillo, una especie que no está en el parque. En la zona de Templados habrá dos nuevos acuarios para «peces payaso» y se creará una zona para Leones Marinos de Steller. En el Antártico se hará una reforma completa para albergar los nuevos pingüinos rey. Y en las islas reinarán los leones marinos de la Patagonia, incluidas sus crías, que hasta ahora no se podían ver.

Se crearán, así mismo, al menos cuatro nuevas infraestructuras, entre las cuales destaca un cocodrilario de 400 metros cuadrados en el que se recreará el hábitat sudafricano. También se creará un mariposario de 150 metros cuadrados y en el aviario se construirá un árbol gigante tematizado de 12 metros de altura que permitirá mejorar las condiciones de vida de los pájaros y los reptiles que viven allí. Finalmente, se creará un nuevo hábitat para tortugas gigantes terrestres.

Las mejoras acaban con la incorporación de nuevos elementos a algunas de las atracciones que ya existen. En este sentido, Juan José de Torres anunció la reconversión del lago para hacerlo un «lago vivo», con pelícanos y plantas diferentes; la proyección de auroras boreales en la cúpula de más de 1.600 metros cuadrados del Ártico; y la colocación de una pantalla de 60 metros cuadrados en el Delfinario.

Todo el recinto de l'Oceanogràfic se conectará además con el Ágora y el resto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias con una rampa que permitirá «generar una zona de ocio conjunta que ahora no existe».

Más visitantes, más tiempo

El objetivo es superar los 1.130.000 visitantes de 2015 y llegar este año a 1.250.000 y a 1.600.000 en el año 2017. Las entradas, según dijeron, subirán un 2%, que es el crecimiento comercial y que en ningún caso servirá «para compensar» las inversiones. Y se facilitarán estancias más largas en el parque bajando el precio del aparcamiento. El día completo no subirá de los 6 euros y si se hace un consumo de 15 euros se quedará en 3.

El destino de todas estas mejoras, que ya se pueden seguir a través de una nueva página web, es esencialmente el turismo nacional y el turismo de la Comunitat Valenciana, que representa el 35% del total y que puede seguir creciendo. Para ello, l'Oceanográfic y sus nuevas propuestas estarán ya presentes en Fitur, el mayor escaparate de turismo nacional e internacional. Allí se mostrará un beluga gigante que ha sido encargada al artista fallero Manolo García y que luego se quedará en el propio parque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook