15 de abril de 2016
15.04.2016
Proyecto

Los inversores del hotel-casino de la Marina Real se sienten "insultados" por Ribó y no negociarán

El presidente del grupo ARC-Resorts afirma que no se reunirá "con un hombre que no tiene visión de negocio"

15.04.2016 | 14:08
Los inversores del hotel-casino de la Marina Real se sienten "insultados" por Ribó y no negociarán

El grupo inversor ARC Resorts ha asegurado que mientras el grupo político Compromís esté en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia no volverá a retomar el diálogo sobre el complejo turístico que proyectaba construir en la Marina Real al sentirse "insultado" por el alcalde, Joan Ribó.

Así lo defiende el presidente del grupo inversor de Singapur, Mark Vlassopulos, quien anuncia que no van a mantener una reunión "con un hombre (en referencia a Ribó) que no tiene visión de negocio" y lamenta su actitud "infantil y difamatoria", según han informado fuentes de la empresa.

Vlassopulos advierte de que si España "no está preparada para hacer negocios a nivel internacional" se irán a Italia o a Portugal, afirma que "nunca" llegarán a un acuerdo en Valencia "mientras Compromís esté en la ciudad" y lamenta que lo que está consiguiendo Ribó con esta actitud es "espantar" las inversiones extranjeras.

El presidente del grupo inversor internacional responde así a las declaraciones del regidor de Compromís, quien afirmó que el consistorio se negó al proyecto de complejo turístico que ARC Resort quería acometer en la Marina Real porque no estaban dispuestos a que fuera una nueva "Las Vegas" ni a cambiar la legislación.

La compañía de Singapur planeaba invertir en el proyecto cerca de mil millones de euros y generar 20.000 puestos de trabajo, aunque anunció que abandonaba esta iniciativa ante la "falta de interés" y los "impedimentos de los políticos".

Las mismas fuentes niegan que haya habido acercamiento alguno con el Ayuntamiento para retomar las conversaciones y mantienen que las relaciones están totalmente rotas.

El consejero delegado de ARC Resorts en España, José María Esquerdo, señala asimismo que el grupo se siente "insultado" por el alcalde al afirmar que el proyecto buscaba "privatizar" la Marina Real y poner además "en duda su reputación" al señalar que parte de sus recursos económicos procedían de paraísos fiscales.

Esquerdo defiende que el proyecto no pretende "privatizar" la Marina Real sino "ayudar en la deuda", y para ello ofreció a la autoridades valencianas pagar los más de 400 millones de euros que adeuda.

El proyecto contempla además, añaden desde el grupo inversor, dedicar los tinglados a usos sociales, mediante cesión gratuita, para los comerciantes de la zona, artesanos, el mundo fallero y aficionados al ciclismo.

Esquerdo, indican las mismas fuentes, se reunió con el director general de Economía en la Generalitat, Francisco Álvarez, a quien trasladó toda la información sobre el proyecto y los documentos para la declaración de Actuación Territorial Estratégica (ATE), pero lamentan que todavía no han recibido respuesta.

Fuentes del grupo inversor han informado también de que el consejero delegado de ARC Resorts en España ha mantenido una conversación telefónica con el nuevo director del Consorcio Valencia 2007, Vicent Llorens, a quien trasladó que no están dispuestos a retomar las conversaciones.

En declaraciones a EFE, Llorens ha manifestado que su intención es la de "no agotar un recurso inversor" en la Marina Real y se muestra dispuesto a "reconducir el diálogo", y para ello ofrece crear un grupo de trabajo para la búsqueda de "puntos de encuentro" y la viabilidad del proyecto.

ARC Resorts es una compañía internacional con sede en Singapur que actualmente opera en Europa, Asia central y Asia del sur, y cuenta con seis sedes internacionales ubicadas en puntos como Sri Lanka, Kazajistán, Reino Unido, Suiza, Mónaco y España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook