16 de julio de 2016
16.07.2016
Fauna

Nace en Bioparc un bongo oriental, un antílope en peligro de extinción

Sólo existen en el mundo unos 100 ejemplares de la especie en estado silvestre

16.07.2016 | 17:07
La cría de bongo oriental y su madre en Bioparc.

Bioparc Valencia ha acogido el nacimiento de un bongo oriental, un antílope en peligro "crítico" de extinción, ya que se estima que únicamente existen unos 100 ejemplares en estado silvestre.

La hembra y su cría se encuentran en perfecto estado, y por el momento permanecerán en su recinto interior hasta que se incorporen junto al macho a la zona exterior, según han explicado fuentes de Bioparc.

El período de gestación de esta especie es de nueve meses (alrededor de 280 días) y únicamente tienen una cría, por lo que solo es posible un nacimiento al año.

Es hijo de la pareja compuesta por Kani, un macho de 7 años, y Elewa, una hembra de 8 años, que forman parte del programa de conservación (EEP) de esta amenazada especie que se está llevando a cabo en Europa.

La primera cría de esta pareja nació en Valencia en noviembre de 2013 y fue un macho que se trasladó a Beauval (Francia) en marzo de 2015 para favorecer la nueva reproducción de la pareja progenitora.

Su marcha también venía motivada para continuar con el programa europeo, convirtiéndose en el macho reproductor de un grupo de tres hembras y contribuir así a la recuperación de su especie.

El bongo oriental es el mayor de los antílopes forestales africanos, y se trata de una especie catalogada "en peligro crítico" según la Lista Roja de la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza).

Según los últimos datos, actualmente existen menos de un centenar de ejemplares en su hábitat natural, repartidos en cuatro poblaciones aisladas.

Por ello, se considera que esta especie está por debajo de lo que se establece como "umbral de pervivencia", con un grado de amenaza que podría equipararse al del lince ibérico.

En Bioparc Valencia se puede contemplar en la zona que recrea las selvas de África ecuatorial, entre el bosque de ribera y el espacio de los leopardos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook