10 de agosto de 2016
10.08.2016

El Govern de la Nau presume de ahorrar más de 33.000 euros en consumo de móviles

El gasto se redujo desde los 171.723 euros entre junio de 2014 a mayo de 2015 hasta los 137.958 euros

10.08.2016 | 04:15

El Ayuntamento de València ha registrado un descenso del consumo en telefonía móvil durante el primer año de mandato que conlleva un ahorro de 33.765 euros, un 19,66 % menos que en el último año del mandato anterior, tal como explicaba ayer en un comunicado. Así, asegura el tripartito que entre el mes de junio de 2015 y el mes de mayo de este año el gasto derivado del consumo en telefonía móvil en el consistorio se redujo hasta los 137.958 euros, dentro de la particular campaña de reducción de gastos y, sobre todo, en comparación a la gestión del anterior equipo de gobierno.

Eso significa que se dejó de gastar uno de cada cinco euros que salían del Ajuntament de València para pagar facturas de teléfonos móviles durante los 12 meses anteriores, entre junio de 2014 y mayo de 2015, cuando el gasto fue de 171.723 euros. «La gestión diaria en el Ajuntament de València ha de ser eficiente», destacaba ayer el concejal de Govern Interior, Sergi Campillo, a este respecto a la hora de rendir cuentas. «El Govern de la Nau desde el primer día ha tenido clara que su prioridad era ofrecer los mejores servicios a la ciudadanía y al tiempo ha demostrado que eso es compatible con una gestión responsables y sostenible de los recursos de que disponemos», explicaba.

De los últimos doce meses del mandato anterior solo en uno la factura que tuvo que pagar el Ajuntament de València fue inferior a los 13.000 euros y en dos de ellas, las de junio y julio de 2014 se llegó a pagar 15.980 y 16.239 euros, respectivamente, por el consumo realizado con los teléfonos móviles corporativos, cantidades que el actual equipo considera excesivas en sí mismas. Con el Govern de la Nau al frente del consistorio no ha habido ningún mes en el que la factura haya sobrepasado los 12.600 euros.

Incluso en meses como agosto y septiembre del año pasado y abril de este año la factura ha quedado por debajo de los 11.000 euros, mientras que el consumo más bajo se registró en enero de este año, cuando se pagaron 9.289 euros, un 25,87 por ciento menos que en enero de 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook