Montoro no contesta a Ribó sobre la disolución de la EMT y lleva su plan ante Bruselas

La alegación al requerimiento ministerial de julio para cerrar la empresa de transportes y el Consell Agrari por «deficitarias» continúa sin respuesta

21.10.2016 | 08:19

Tres meses lleva el Ayuntamiento de Valencia esperando una explicación del Ministerio de Hacienda a la amenaza de cierre de dos empresas municipales, la EMT y el Consell Local Agrari. De aquel requerimiento, enviado en julio y al que el alcalde Joan Ribó contestó con contundencia, el ministro Cristobal Montoro argumentó que solo se trataba de peticiones de información y que no se pensaba privar a los ciudadanos de servicios esenciales. Ayer trascendió, sin embargo, todo lo contrario. En el plan presupuestario remitido a Bruselas, el Ejecutivo promete la disolución de estas empresas. «En 2016, se mantiene el efecto estimado, ya que se tendrán que disolver y liquidar, con el límite de 1 de diciembre de 2016, las entidades en desequilibrio que estén prestando alguno de los siguientes servicios esenciales: abastecimiento domiciliario y depuración de aguas, recogida, tratamiento y aprovechamiento de residuos, y transporte público de viajeros», tal como recogía en su edición de ayer El País.

La intención de Montoro sorprendió a los responsables del Govern de la Nau, que siguen esperando alguna explicación oficial sobre aquella carta conminatoria. «Nos alarma el doble discurso del ministro ante Bruselas, donde reincide en su voluntad de acabar con los servicios públicos de ámbito municipal. La EMT no está en desequilibrio; cada año, el Ayuntamiento realiza las aportaciones necesarias para mantener un servicio óptimo a la ciudadanía, y que entronca con la voluntad de conseguir día a día una ciudad más sostenible, en que los servicios de transporte colectivo son pieza fundamental», apuntaba Ribó.

«Voy a defender ante quien sea necesario los servicios públicos de esta ciudad, como ya le explicamos este verano al ministerio de Hacienda, que nos dio la callada por respuesta», incidía el alcalde.

«Montoro debería bajarse de vez en cuando del coche oficial y subirse a un autobús para comprender lo necesario que es para la ciudadanía», señalaba con un punto de ironía Ribó.

«Insultante», según Grezzi
Giuseppe Grezzi, por su parte, lamentaba no sin mucho hartazgo el «matrato» reiterado al pueblo valenciano. «No solo la EMT no se cierra, porque ahora está muy bien gestionada por un gobierno que cree en el transporte público, sino que además resulta insultante que pretendan cerrarla mientras nos niegan el derecho a tener una financiación justa», recordaba. Todo ello en clara alusión a la última negativa ? hace apenas unos días?, a financiar con 38 millones el transporte metropolitano alegando el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, que el gobierno «está en funciones».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Valencia

"Pasar San Vicente a domingo es una barbaridad"

La Asociación San Vicente Mártir defiende que la festividad se mantenga siempre el día 22 de enero

El temporal destroza el muro de la Casbah

El temporal destroza el muro de la Casbah

Dos familias con vivienda en primera línea de playa son desalojadas por prevención - El...

Medicina para los mayores

Medicina para los mayores

El tuit del alcalde Ribó (publicado en Levante-EMV el pasado 9 de enero) decía: «Una ciutat...

"Somos el oído y la voz del alcalde"

"Somos el oído y la voz del alcalde"

El servicio de atención directa al ciudadano, un equipo formado por cinco mujeres, asegura que...

Vint-i-huit execucions i la Creu Nova

Vint-i-huit execucions i la Creu Nova

Les execucions de la Inquisició donen una idea del clima d´intolerància que començà a planar sobre...

Un hospital amable para pacientes peludos

Un hospital amable para pacientes peludos

El centro veterinario quiere según su gerente «seguir la estela de los hospitales para personas»,...