18 de marzo de 2017
18.03.2017

Cuenta atrás para la llegada de árboles al Parque Central

Las palmeras, con hasta ocho metros de altura, se plantarán en mayo - Pinos, encinas, jacarandas y 85.000 arbustos se aclimatan ya en viveros

18.03.2017 | 04:15
Cuenta atrás para la llegada de árboles al Parque Central

El Parque Central empezará a ser un parque propiamente dicho a partir del mes de mayo, cuando está previsto que arranque la plantación de más de mil árboles de 60 especies y 85.000 arbustos . Palmeras, jacarandas, cipreses rastreros, lentiscos y jazmines, entre otras muchas especies, llevan varios meses aclimatándose en viveros. Se plantarán en dos fases, cuyo calendario estará en todo caso supeditado a la climatología. Para que la plantación funcione, apuntaron fuentes de la sociedad Valencia Parque Central, «es importante que se haga en el mejor momento y según las necesidades de las distintas especies para evitar que sufran».

La puesta en servicio del parque, cuyas obras se adjudicaron por 16 millones de euros a Dragados y Pavasal, dependerá de la óptima plantación del jardín y de sus distintas zonas. Habrá dos períodos o fases de plantación en función de las especies y la climatología. El primero, entre mayo y junio, cuando se plantarán sobre todo palmáceas. Y el segundo, entre octubre y noviembre, cuando se plantará el resto de especies. Si las temperaturas no son demasiado elevadas y no se producen lluvias intensas la plantación podría adelantarse a septiembre.
Los árboles tendrán ya cierto calibre, de modo que habrá que esperar menos años a que formen una masa boscosa de entidad. El calibre se determina por el perímetro del tronco más que por la altura, explican fuentes de la Sociedad Valencia Parque Central. En el jardín habrá árboles de 35, 40, 60 y hasta 70 centímetros de perímetro. En altura destacarán especies como la palmera datilera que se plantará con entre siete y ocho metros o los pinos con cuatro metros.

En el caso de las plantas y siguiendo las directrices del proyecto de la paisajista americana Kathryn Gustafson, para su selección se ha tenido en cuenta la época de floración. Gustafson, a cuyos socios valencianos (Nova Ingenería y Grupo TEC) se adjudicó la dirección de obra del jardín, eligió distintas especies para jugar con los colores durante todas las estaciones del año.

Las especies que se plantarán en la primera fase del Parque Central, la única que de momento puede desarrollarse al no estar afectada por las infraesctructuras ferroviarias pendientes, proceden de Valencia, Cataluña, Italia, Holanda, Japón, China e Indonesia. Las más exóticas han llegado en semillas y esquejes.

El 85% del arbolado y el 40% de las plantas y arbustos se está aclimatando desde hace meses en viveros de Valencia. El resto se adquirirá progresivamente de otros viveros. Las plantas están en distintas fases de crecimiento (en producción, en planta en crecimiento y planta ya casi acabada) con el objetivo de que presenten, en el momento de l plantación sobre el terreno, un aspecto «saludable» y cumplan en tamaño y presentación con las especificaciones del proyecto de Gustafson.

Para que la plantación tenga éxito se está cuidando mucho la preparación de los terrenos. En el jardín se ha excavado un espesor diferente para cada especie y grupo. Cada plantación tiene un tipo de tierra distinta y un porcentaje de material orgánico ajustado a las necesidades de cada especie. Para optimizar el sistema de riego se ha incluido un tubo de aireación de las raíces que permite dar oxígeno al terreno para que las raíces se desarrollen mucho mejor.

Uno de los elementos singulares del parque que ya ha empezado a tomar forma y altura es el muro verde. Se trata de un elemento que actúa como estructura de retención para dar forma a la topografía del paisaje de la «huerta jardín» y el «jardín de los niños». El muro verde se construye a partir del uso de paneles prefabricados de hormigón que en su cota más alta alcanza los seis metros de altura. La estructura del muro verde tendrá huecos con tierra vegetal en los cuales plantarán especies trepadoras que tapizará de verde el muro en toda su extensión. Se utilizarán muchas plantas pequeñas y colgantes. Entre otras, la colorida «lampranthus», cipreses rastreros, jazmines, romero y otras plantas aromáticas. En el parque habrá frutales y plantas acuáticas en las dos fuentes ornamentales y los canales previstos en este jardín de 110.000 m2.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook