04 de abril de 2018
04.04.2018

València retirará el BIC para la fiesta de la Virgen si no hay acuerdo con Cañizares

El ayuntamiento se sentará con el arzobispado y todos los agentes implicados para seguir con la iniciativa o descartarla - Cultura Festiva asegura que aprobó la moción de Ciudadanos porque confiaba en que se había consultado con la Iglesia

04.04.2018 | 00:52
València retirará el BIC para la fiesta de la Virgen si no hay acuerdo con Cañizares

El Ayuntamiento de València se sentará con el Arzobispado para decidir si sigue adelante con la propuesta para declarar Bien de Interés Cultural la fiesta de la Virgen, o la retira definitivamente tras el rechazo mostrado por el cardenal Antonio Cañizares. La iniciativa, impulsada por una moción de Amparo Picó (Ciudadanos), se ha topado con la negativa de la Iglesia, que no ve competentes ni al consistorio ni a la Conselleria de Cultura en una materia que Cañizares considera estrictamente religiosa. Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva, adelantaba ayer que no tomará «ninguna medida intervencionista» en una fiesta de la que respeta la organización religiosa de la misma. «Frente a esta nueva situación en la que el Arzobispado ha mostrado su rechazo, esperamos poder hablar directamente con los diferentes agentes implicados, incluido el arzobispo, para acordar cualquier acción en ese sentido», manifestaba el edil de Compromís.

Fuset apuntaba ayer que si en el pleno del pasado mes de enero se aprobó la moción de Ciudadanos «era porque confiábamos en lo que dijo Amparo Picó, que había consultado con los organizadores». «Si ahora resulta que Cs no consultó, nos podemos sentir engañados por su concejala y sus declaraciones en el pleno», incidía el concejal, aunque no ocultaba que tampoco les había extrañado la postura eclesiástica pues algo similar ocurrió con la fiesta del Corpus. Durante años la Iglesia valenciana, con el cardenal García -Gascó al frente se opuso a las iniciativas del Consell Valencià de Cultura (CVC) para proteger la celebración. Finalmente sería su sucesor, el arzobispo Carlos Osoro quien accedería al BIC.

Fuset recordaba ayer que el consistorio nunca se ha inmiscuido en los elementos estrictamente de culto y solo ha intervenido en los de la cultura popular y festiva, como la Dansà, Albades, concierto de la banda municipal o pirotecnia, «siempre con la participación y consenso de los grupos y personas implicadas». Desde la regidoria se aseguraba ayer que se trabajará con el arzobispado de cara a la organización de los actos de la próxima edición. «Seguiremos dando apoyo a la fiesta e implicándonos como ayuntamiento para garantizar que los fieles valencianos puedan seguir celebrando y conmemorando la fiesta y que todos los ciudadanos y ciudadanas puedan disfrutar y viviir las manifestacoines patrimoniales culturales vinculadas a la festividad de la Mare de Déu», según Fuset. «Esta corporación ha demostado su compromiso con la cultura festiva de la ciudad, colaborando con la basílica en la realización de diferentes actividades», recordaba el edil, quien también hacia hincapié en que el ayuntamiento asume muchos gastos para la realización de la misa de Infantes, de los transportes del conservartorio y los instrumentos, de los timbaleros de la procesión y su traslado, entre otros.

El Arzobispado remitió ayer a la llegada del cardenal Antonio Cañizares o su secretario, fuera de València por obligaciones de sus cargos, para emitir una declaración, pero corroboraron que la información publicada por Levante-EMV sobre la respuesta de Cañizares al Ayuntamiento de València era totalmente fidedigna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook