El fundador de Megaupload se atrincheró en su casa

Kim Schmitz, que permanece en prisión preventiva junto a varios directivos, dice que "no hay nada que ocultar"

 21:08  
Kim Schmitz ha sido reclamado por Estados Unidos, donde ha sido acusado de piratería informática.
Kim Schmitz ha sido reclamado por Estados Unidos, donde ha sido acusado de piratería informática. Reuters

EFE/SIDNEY Un tribunal de Nueva Zelanda ha decretado prisión preventiva para el fundador del portal de descargas en internet Megaupload, Kim Schmitz, reclamado por Estados Unidos donde ha sido acusado de piratería informática.

El juez David McNaughton, del tribunal del distrito de North Shore, en la ciudad de Auckland, dictó que Schmitz y los otros tres directivos de la empresa que también fueron arrestados, permanecerán en prisión hasta que se produzca el falló a su petición de libertad bajo fianza en la vista fijada para el próximo lunes, informó la agencia neozelandesa APNZ.

Junto al alemán Schmitz, conocido también como Kim Dotcom, han sido también ingresados en prisión preventiva los directivos de la misma nacionalidad Finn Batato y Mathias Ortmann, así como el holandés, Bram van der Kolk.

Todos ellos fueron detenidos en diversos operativos policiales llevados a cabo en Auckland en respuesta a un requerimiento hecho por las autoridades estadounidenses, que han solicitado la extradición de los tres alemanes y del holandés.

Las autoridades de Estados Unidos cerraron ayer el portal de descargas Megaupload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una enorme red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en perdidas al transgredir los derechos de autor de compañías.

Al inicio de la audiencia, el juez atendió la petición hecha por los medios de comunicación para poder fotografiar a los acusados, a pesar de que el abogado que defiende al fundador de Megaupload se opuso a ello, informó la prensa neozelandesa.

Pero después Schmitz, quien tiene la residencia neozelandesa al al igual que der Kolk, dijo durante la vista que podían tomar imágenes de ellos porque "no tenemos nada que ocultar".

"Todos los detenidos han sido acusados en Estados Unidos, Seguiremos trabajando con las autoridades estadounidenses para asistirlas en los trámites de extradición", dijo en rueda de prensa el detective Grant Wormald, de la Agencia contra los Delitos Financieros y la Delincuencia Organizada.

Schmitz se parapetó en su casa

El inspector Grant Wormald, de la unidad de Crimen Financiero y Organizado de la Policía neozelandesa, explicó a la prensa que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se puso en contactó con ellos en 2011 y que ha sido una operación complicada porque, entre otros extremos, Schmitz no hizo fácil su arresto al parapetarse en una habitación de su casa.

"No fue algo tan fácil como llamar a la puerta", afirmó el detective.
Wormald precisó que Schmitz, de 37 años, y Van der Kolk, de 29, tienen permiso de residencia en Nueva Zelanda, mientras que Ortmann, de 39, y Batato, de 38, figuran en Inmigración como "visitantes".

Ortmann desempeñaba el cargo de director, Batato dirigía la unidad de mercadotecnia y el holandés ejercía de supervisor de programación.

El alemán Sven Echternach, de 39 años, jefe de desarrollo de negocios; el eslovaco Julius Bencko, de 35, diseñador; y el estonio Andrus Nomm, de 32, responsable de la división de software, están en paradero desconocido y buscados por el FBI.


Bienes decomisados

Una dotación de más de 70 agentes neozelandeses registró la mansión de 30 millones de dólares (unos 23 millones de dólares) que Schmitz habitaba en Auckland con su familia y otros nueve inmuebles de la misma ciudad.

La Policía ha confiscado 18 coches de lujo, incluido un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé y un Cadillac 1959 rosa, además de varios automóviles de la casa Mercedes.

Los investigadores calcularon que ha decomisado bienes valorados en unos 4,8 millones de dólares (3,7 millones de euros), a los que se suman otros 8 millones de dólares (6,2 millones de euros) que estaban depositados en cuentas abiertas en diversos bancos de Nueva Zelanda.


No obstante, las autoridades de Nueva Zelanda no tienen previsto presentar acusaciones formales contra Megaupload a pesar de considerar que han admitido que la empresa también ha infringido las leyes sobre propiedad intelectual de este país.

A Schmitz, apasionado de los bólidos de carreras y las mujeres, además de los ordenadores, le gustaba alardear de que era uno de los diez hombres más ricos de Nueva Zelanda, según la prensa neozelandesa.

Además de las cuatro detenciones en Nueva Zelanda, se han realizado redadas en Estados Unidos y otros nueve países, entre ellos Holanda y Canadá.

Patrocinado por

Videojuegos

Castlevania se escribe con Ñ

El nuevo título de la saga llegará en exclusiva para...

Leo Messi confirma portada para FIFA 13

El videojuego incluirá cinco novedades y un sistema de...

Los disparos sobre raíles de Resident Evil llegan a PS3

Desde esta semana está disponible en PlayStation Store el...

´Algún día un piloto de videojuegos ganará en Le Mans´

El japonés Kazunori Yamauchi, creador de Gran Turismo, ha...

´New York Crimes´, el mejor videojuego del año

Ha obtenido los premios al Mejor juego del año y al Mejor...

´Pro Cycling Manager: 2012´ inaugura la temporada de ciclismo virtual

El simulador de ciclismo regresa con una nueva edición,...

Más noticias de Videojuegos

Webs útiles

 
Gadgetoweb

Gadgetoweb

No te pierdas lo último en gadgets, inventos, curiosidades, tecnologías y dispositivos


Mikel Erentxun

Zonaingame

Todo lo que quieras saber sobre videojuegos y consolas, tutoriales, trucos y análisis


Mikel Erentxun

Marketing Online

Blog de Marketing Online de Pau Klein, posicionamiento en buscadores, SEO, SEM, y la web 4.0.