09 de diciembre de 2010
09.12.2010

Un nuevo informe revela la falta "absoluta" de control en la planta de basuras de Calp

Los técnicos sacan a la luz más deficiencias en el pesaje de los camiones cargados de residuos

09.12.2010 | 01:00

Pese a conocer el dictamen, el alcalde sostiene que estas irregularidades fueron poco relevantes en el fraude


Un nuevo informe de los servicios técnicos del Ayuntamiento de Calp, encargado por la junta local de gobierno hace ahora un mes para conocer la dimensión del presunto fraude de la basura y al que ha tenido acceso ahora Levante-EMV, revela la falta "absoluta" de control en la planta de transferencias de Colsur en este municipio.
El alcalde, Joaquim Tur, del Bloc, tiene en su poder este nuevo dictamen desde el pasado 16 de noviembre. Los técnicos sacan a la luz nuevas irregularidades en el pesaje de los residuos en la planta calpina.
Sin embargo, Tur, además de no hacer público el informe, ha menospreciado los argumentos de sus propios técnicos al considerar poco relevante el descontrol existente en esta instalación y recalcar que el grueso de la presunta estafa corresponde al pesaje de la basura en el vertedero de Abanilla (Murcia).
Al parecer Colsur, la empresa de Ángel Fenoll, quien está imputado por el caso Brugal, facturaba al ayuntamiento por duplicado, ya que sumaba los pesajes efectuados al descargar los residuos en la planta de Calp y también los de la misma basura al llegar en camiones compactadores a Abanilla.
Pero ese doble pesaje que para el primer edil es una certeza no explicaría por sí solo el supuesto fraude. Por la falta de vigilancia municipal, la planta de transferencias ofrecía un escenario propicio para que se empezara a inflar la factura de la basura.
Así queda de manifiesto en el último informe de los servicios técnicos municipales. A partir de datos de consumo de agua, de los residuos contabilizados por Acciona (es la mercantil que se encarga de la recogida) y del censo, los técnicos hacen una estimación de la basura "real" que genera Calp y la comparan con la facturada por Colsur (cuadro adjunto). La diferencia se dispara sobre todo a partir de 2006, cuando la mercantil de Fenoll supuestamente se inventa 30.258 toneladas de residuos. Las toneladas ficticias fueron en 2007 48.234, en 2008, 49.483 y en 2009, 56.176.
Los técnicos insisten en aquello que ya pusieron de manifiesto por escrito en 2001 y 2003, cuando la presunta estafa todavía no ofrecía las espectaculares cifras de los últimos años. Era necesario destinar un vigilante municipal a la planta de Colsur porque los pesajes de la basura no estaban claros. Esa advertencia cayó en saco roto. En este último informe, se indica que "la ausencia de control municipal de la planta de transferencias durante el desarrollo de su actividad, horario nocturno, ha sido absoluta".
Sólo durante los primeros 5 meses de 2009 hubo un vigilante, que luego cogió la baja por enfermedad y la plaza no se volvió a cubrir. Durante esos cinco meses se observaron incluso "deficiencias en el pesaje de los vehículos". "El peso en vacío de los camiones en báscula no correspondía y era mayor que la tara del mismo vehículo que figuraba en el ordenador", apuntan los técnicos en su nuevo dictamen. Además, había camiones recolectores que no se pesaban porque sus conductores tenían prisa pues debían realizar un segundo viaje. "El empleado de Colsur de la planta le comentaba al vigilante que él se sabía los pesos de memoria".
Ante esas deficiencias, el director técnico del servicio, como se explica en el informe, decidió firmar las certificaciones de Colsur con la fórmula de "a buena cuenta". No se fiaba de las cifras que facturaba la mercantil.
Este último informe lo solicitó la junta de gobierno tras trascender que tres ediles del PP entonces con competencias de gobierno estaban supuestamente implicados en esta ramificación del caso Brugal. Esos concejales, a los que Tur retiró el 12 de noviembre las delegaciones, son el ex alcalde Morató, Juan Roselló y Fernando Penella. Aparecen en el sumario del caso Brugal, junto al ex concejal de EU Manuel Roura y el cuñado de Roselló, Francisco Artacho, por supuestamente recibir comisiones de Fenoll a cambio de permitir que se inflara el pesaje de la basura y, por tanto, la facturación al ayuntamiento. Un juez de Dénia ya ha asumido la investigación de esta trama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.