Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrick Van Klaveren

"El impacto económico de la Fórmula 1 en Mónaco no se puede medir"

El embajador del Principado de Mónaco en España reconoce la repercusión del gran premio pero quiere que la imagen de su país vaya más allá de lo "superficial"

Patrick Van Claveren, con los peces de l'Oceanogràfic de fondo.

Patrick Van Claveren, con los peces de l'Oceanogràfic de fondo. jaume verdú

El embajador del Principado de Mónaco en España, Patrick Van Claveren ha estado de visita en Valencia dos días. Van Claveren se reunió ayer con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y con el presidente de Cierval, Salvador Navarro. El martes cenó con la directora del IVAM, Consuelo Císcar y con varios artistas valencianos, entre ellos el escultor Miquel Navarro y los pintores José Sanleón y Francis Cortés. Remató su estancia con una visita a l'Oceanogràfic. El diplomático asegura que Mónaco es mucho más que la «imagen superficial» que se tiene del pequeño estado.

Usted es embajador del Principado de Mónaco, pero también representante en asuntos medioambientales. La pregunta es obligada. ¿Qué le ha parecido l'Oceanogràfic?

Una maravilla. Es importante para la concienciación de la sociedad. No sólo para los jóvenes, que son fáciles, sino para los más mayores.

¿Ayuda a tomar esa conciencia medioambiental?

Más que ayuda, es un socio para el sistema de responsabilización de la gente.

Estuvo en Valencia el ministro de Educación de Irak y anunció que van a copiar l'Oceanogràfic en su país. ¿No querrán hacer lo mismo?

Un oceanográfico es muy importante para una ciudad. Trae progreso e investigación. Con las nuevas técnicas se pueden mejorar las relaciones entre estos centros y su presentación al público y la divulgación científica.

¿Cuál ha sido el motivo de la visita?

Tener un primer contacto con la Generalitat y con el presidente Alberto Fabra y con Salvador Navarro, de Cierval. La relación entre Mónaco y Valencia puede pasar por la integración cultural y el IVAM (Institut Valencià d'Art Modern) puede ser una pieza fundamental. Es el equivalente del Oceanográfico para la ciencia. Es más fácil comunicar a través del arte que del mundo empresarial.

¿Han venido buscando inversores?

No, es un primer contacto para posteriores encuentros con profesionales de la Cámara de Comercio de Mónaco.

Valencia ha intentado copiar en muchos sentidos a Mónaco, como el circuito urbano o el reclamo para yates de lujo. ¿Qué le aporta la Fórmula 1 al Principado de Mónaco?

Cuando vamos al extranjero la gente me pregunta dónde está Mónaco. En Asia nos conocen más por el fútbol y en Latinoamérica por la Fórmula 1.

Pero el circuito urbano, ¿tiene mucho impacto en la ciudad?

Todo está relacionado. La Fórmula 1 es muy importante y particular. Tiene un impacto muy grande que no se puede medir. Tiene impacto turístico, mediático y atrae la curiosidad sobre Mónaco. Lo que nos falta en el Principado es que los turistas enfoquen su curiosidad sobre qué es Mónaco, cómo funciona. No solo la imagen superficial de una vida de lujo.

Valencia también intentó copiar del Principado el muelle para yates de lujo. ¿Es un buen modelo a seguir?

Es un buen modelo, pero se necesita que la relación entre la ciudad y el puerto sea muy estrecha. Además, que los turistas no solo se queden dos horas en Valencia, sino que se queden una noche.

¿Entonces el turismo de cruceros no es tan importante?

También es un turismo muy importante. Ahora damos la posibilidad a los turistas de crucero que hagan una visita más larga. Allí tenemos un problema porque Mónaco es muy pequeño.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats