Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Un juez investiga si el gerente del Hospital General tiene negocios sanitarios en Perú

Contratistas del centro sanitario valenciano y de la Conselleria de Sanidad con Rafael Blasco han construido dos hospitales en el país hispanoamericano - El Gobierno peruano considera a Sergio Blasco «representante» de las empresas sanitarias que los gestionan

Un juez investiga si el gerente del Hospital General tiene negocios sanitarios en Perú

Un juzgado de Valencia investiga si el gerente del Hospital General, Sergio Blasco, ha participado junto a contratistas valencianas en la construcción y gestión de dos hospitales en Perú. Las firmas impulsoras de los centros han recibido numerosos contratos del centro que dirige Sergio y de su tío Rafael cuando fue conseller de Sanidad. El juez ha iniciado las pesquisas tras una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, que fue puesta sobre la pista por las diputadas provincial y autonómica de Esquerra Unida, Rosa Pérez y Esther López.

El Gobierno peruano contó con una alianza de empresas valencianas (BM3-Eresa-Mensor Consultoría y Estrategia-Ribera Salud) para la construcción y gestión publico-privada de dos hospitales. Según el ejecutivo peruano, Sergio Blasco sería «el representante de Callao Salud y Villa María de Triunfo Salud», las dos firmas constituidas en Lima el mismo día (30 de marzo de 2010) para la gestión de los centros sanitarios a imagen y semejanza del modelo Ribera Salud en Alzira o Manises, en la Comunitat Valenciana. Llama la atención que el gerente de un hospital de plena gestión pública, pontifique por Latinoamérica sobre la privatización sanitaria.

En este sentido, el juez tendrá que dilucidar si el gerente del Hospital General puede tener negocios en el extranjero. En el contrato que reveló este periódico y por el que percibía más de 105.000 euros anuales (ahora gana unos 85.000 euros brutos), la Conselleria de Sanidad, el último de ellos el actual titular, Manuel Llombart, permitieron a Sergio Blasco imponer una clausula, concretamente la decimocuarta, por la que estipula que serán compatibles con su trabajo en el centro sanitario público «la actividad docente (clases, seminarios, jornadas...) y las colaboraciones internacionales fuera del territorio español».

La denuncia inicial de EU a la que ha tenido acceso Levante-EMV revela que las firmas impulsoras de las empresas gestoras han obtenido numerosos contratos con el Hospital General y la Conselleria de Sanidad cuando Rafael Blasco la dirigía. BM3 obras y servicios consiguió en 2007 un contrato firmado por Sergio Blasco para la rehabilitación del laboratorio de terapia celular y alta seguridad de la Fundación Hospital General Universitario por 1,1 millones de euros. Ese mismo año y un año antes, Rafael Blasco le otorgó por 2,8 millones y 1,2, respectivamente, el mantenimiento integral del equipo de las centrales de esterilización y textil de la Conselleria y la ampliación del centro de salud de Xixona.

Firmas muy conocidas

Por su parte, Eresa fue la empresa que gestionó las resonancias magnéticas de la Generalitat desde el año 2000 en solitario o con otras firmas en Unión Temporal de Empresas. Esta sociedad ya está siendo investigada por Anticorrupción por presunta duplicidad de pruebas de resonancia pagadas con dinero público. La Conselleria de Sanidad reconoció que el gasto anual de estas pruebas diagnósticas privatizadas asciende a 40 millones de euros. La Sindicatura de Comptes presentó un informe en el que concluía que las resonancias serían 16,7 millones más baratas si se hicieran con personal de la Generalitat.

La Fiscalía Anticorrupción lleva investigando al gerente del Hospital General de Valencia desde el pasado mes de junio. Tras unas largas y sesudas pesquisas, que ha realizado en el máximo secreto, decidió denunciar los hechos ante un juzgado de instrucción de Valencia, que ya ha empezado a trabajar. Gracias a las aportaciones de las diputadas de EU, los investigadores disponen de abundante documentación sobre las empresas que se han instalado en Perú y sobre la participación en congresos relacionados de Sergio Blasco.

Durante estos meses, Levante-EMV ha publicado varios escándalos sobre adjudicaciones en el Hospital General. La última, una contrato de servicios que se dio a la empresa que en un principio lo daba gratis. Las explicaciones del centro sanitario revelaron que el concurso no fue público porque, en un primer momento, iba a ser una donación de una sociedad a cambio del mantenimiento.

La etapa de Rafael Blasco en Sanidad, los años 2006 y 2007, también están siendo investigada por la Justicia. En este caso, por la vinculación de los contratos para desarrollar el gestor de historiales clínicos Abucasis por el empresario encarcelado por la trama en Cooperación y amigo del exconseller, Augusto César Tauroni.

Compartir el artículo

stats