Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la ciudad de Valencia ya hay más mascotas en los hogares que niños menores de 12 años

La ciudad cuenta con 82.922 perros censados y 3.990 gatos. Los reptiles representan el tercer grupo más numeroso

Si la conciencia animalista está ganando terreno en la sociedad a pasos agigantados es porque las mascotas se han convertido en una parte muy importante para muchas personas y familias. Valencia, como otras grandes urbes, no escapa a esa tendencia. El número de animales de compañía aumenta año tras año en los hogares del «cap i casal», hasta el punto de que, en 2015, superaron por primera vez al número de niños menores de 12 años.

Según el Rivia, en la ciudad de Valencia se censaron en 2015 nada menos que 88.365 mascotas, mientras que el número de niños de 0 a 11 años que vivían en los hogares del «cap i casal» el pasado año era de 88.099. Es decir, mientras que el número de nacimientos ha disminuido con porcentajes inferiores al uno por ciento en los últimos años, la presencia de animales de compañía ha aumentado a un ritmo en torno al 4% anual.

Con este crecimiento anual del número de mascotas es probable que en pocos años supere al grupo de población comprendido entre 0 y 15 años. En los próximos tres años Valencia podría sobrepasar las cien mil mascotas en los hogares, lo que obliga a la política municipal a adaptarse a esta imparable tendencia.

El año pasado, con el cambio de gobierno, Valencia contó por primera vez en su historia con una Concejalía de Bienestar Animal. En pocos meses declaró Valencia libre de espectáculos con animales, ha prohibido el «bou embolat», ha inaugurado la primera playa para canes en Pinedo y prepara para otoño una nueva ordenanza municipal que garantizará los derechos de las mascotas. Por ejemplo, prohibirá la presencia de perros en los balcones, limitará su presencia en terrazas si no se cuentan con las condiciones mínimas de habitabilidad o permitiendo que suban al transporte público.

Tampoco hay que olvidar que los partidos de izquierda han asumido gran parte del ideario animalista, como Compromís per València, pero también hay que seguir de cerca el fenómeno del partido animalista Pacma, que ya fue la sexta fuerza más votada en la ciudad en las pasadas elecciones del 20 de diciembre.

Perros y gatos mandan

Los perros son mayoría en los hogares valencianos, de ahí que la futura ordenanza de bienestar animal cuidará especialmente sus derechos. El ritmo de canes censados en el «cap i casal» no ha parado de crecer desde 2010. Cada año la cifra aumenta entre dos y tres mil animales. De los 69.170 que había en 2010 se ha pasado a 82.982 solo cinco años después.

El segundo grupo de animales domésticos más numeroso es el felino. Cada año se censan unos 400 gatos más en la ciudad, y si en 2010 la cifra era de 1.371 ejemplares, en 2015 ya son 3.990. Sin embargo, muchos de los ejemplares todavía escapan al control de la administración.

Hay que tener en cuenta que el Registro Informático Valenciano de Identificación Animal no tiene a todas las mascotas censadas, y por ejemplo no se contabilizan las colonias de gatos o los cientos de animales de todas las especies que muchas veces ocultan sus propietarios, bien por descuido o por evitar el control de la administración y el pago de tasas.

Según cálculos de la Concejalía de Bienestar Animal, en Valencia hay unas 500 colonias de gatos callejeros, que en ocasiones pueden superar la treintena de ejemplares. Sin embargo, el consistorio tiene localizadas y controladas a la mayoría para evitar que se expanda su población. Tras años sin hacerlo, el consistorio ha vuelto a poner en marcha una campaña para esterilizar a los felinos.

Compartir el artículo

stats