Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estudio

El envejecimiento y la detección precoz disparan la previsión de casos de cáncer

Más de 500.000 valencianos participaron en 2015 en alguno de los programas de cribado para prevenir los tumores de mama o colon - Como contrapartida, las tasas de supervivencia aumentan al diagnosticarse antes la enfermedad

Cada día hay más casos de cáncer y los expertos han puesto cifras a esta realidad: 247.771 nuevos diagnosticados en 2015 en toda España, por encima incluso de las proyecciones que se habían hecho para 2020, según han advertido esta semana desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). La Comunitat Valenciana no es ajena a esta realidad y, como en el resto de España y de países europeos, mantiene cifras ascendentes en nuevos casos de tumores: en 2013 se registraron 24.587 según el Sistema de Información Oncológico (SIO) y subiendo.

Los datos asustan porque haciendo números, los expertos de la SEOM llegan a la conclusión de que «uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres van a tener cáncer a lo largo de su vida», según verbalizó el presidente de la sociedad, Miguel Martín. La explicación, sin embargo, no hay que buscarla en factores externos sino, simplemente en que «vivimos más y el riesgo de desarrollar un cáncer se dispara por encima de los 60 años», según explicó ayer Jorge Aparicio, jefe de la Sección de Oncología Médica del Hospital La Fe de Valencia y miembro de la junta directiva de la SEOM.

Los valencianos tienen una esperanza de vida al nacer de 82,28 años según datos de la Conselleria de Sanidad para 2015 y el límite no ha hecho más que ampliarse desde principios de siglo. Hoy por hoy, con 65 años cumplidos las valencianas aspiran de media a vivir otros 22,2 años mientras que ellos tienen una esperanza media algo menor: 18,5 años.

Más control sanitario

Vivimos más y, además, el sistema sanitario nos escruta más. La apuesta por implementar y mejorar en estos años los programas de cribado para la detección precoz de tumores han sido clave en que los casos se disparen pero también, y como contrapartida positiva, para que el cáncer, en su conjunto, tenga mejor pronóstico y unas tasas de supervivencia más alta.

En la Comunitat Valenciana desde 1992 funciona el cribado por mamografía para la detección temprana de cáncer de mama y hace 12 años arrancó el de cáncer colorrectal a través de sangre oculta en heces ya que estos tumores son dos de los de mayor prevalencia.

«El aumento de la edad es una causa muy importante en estos datos pero no hay que perder de vista el peso de los programas de detección precoz. Además, el de colon acaba de ser implantado en toda la Comunitat Valenciana y, por ello, es esperable que al principio aumente el número de casos», explicó Aparicio que destacó que la valenciana ha sido unas de las comunidades pioneras en España en generalizar estas dos pruebas: de hecho fue la segunda en subirse al carro de las mamografías y hay todavía comunidades que no realizan el screening de colon.

Se estima que gracias a estos 25 años de cribado por mamografía se han detectado cerca de 15.500 cánceres, «de ellos el 79% en estadios precoces» y se ha logrado rebajar la mortalidad en un 28 %.

Participación dispar

En 2016, 237.000 valencianas de 45 a 69 años aceptaron participar haciéndose la prueba, el 72,5 % de las invitadas a pasar por la consulta, según datos de Sanidad. En estas pruebas se localizaron 1.040 casos de cáncer de mama, menos de la mitad de los nuevos diagnósticos al año pero con la ventaja de que se hace antes. En cáncer de colon, la participación en el cribado puesto en marcha en 2005 (y que desde 2014 alcanza a todos los departamentos de salud) es todavía baja, de un 41,8 % de media en 2015 pero cada año son más las personas invitadas a hacerse la prueba.

Ambos procesos han sido clave en que «aumenten los casos de cáncer pero también en que lo hagan las tasas de supervivencia ya que se detectan antes. Estamos curando más de las mitad de los casos. Aumenta la incidencia pero también mejoramos el pronóstico, no todos los datos son negativos», destacó Aparicio.

Las cifras de mortalidad en 2015 así lo avalan. Los tumores fueron la causa del 26,28 % de las 42.656 defunciones que hubo ese año en la Comunitat, por debajo de lo registrado en 2014. «Aún quedan zonas de sombra pero se está avanzando mucho en investigación para que estas cifras sigan bajando», añadió.

Compartir el artículo

stats