Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Innovación

El 'atajo pedagógico' de Lorca hecho autovía

El IES Isabel de Villena forma «especta-actores» de la mano de La Joven Compañía

Federico García Lorca, a través de su compañía «La Barraca» y las Misiones pedagógicas de la II República, hizo del teatro un «atajo pedagógico» para elevar el nivel cultural de los pueblos y sus gentes. Hoy, el Instituto de Educación Secundaria (IES) Isabel de Villena de València, de la mano de la Joven Compañía de Madrid, ha transformado dicho atajo en una autovía educativa para la formación de los jóvenes.

«Teatro es educación, y la educación ha de ser teatro. Es un binomio que no puede ir separado», defiende Toni Navarro, profesor de Artes Escénicas en el Bachillerato Artístico del Isabel de Villena. Si como dice la metáfora, atribuida a Charles Chaplin, «la vida es una obra de teatro que no permite ensayos», prosigue el profesor, «cuando hacemos teatro estamos ensayando la vida, ofreciendo pues a los jóvenes modelos de ensayar su vida, ya que desde niños aprendemos por ósmosis y hacemos lo que vemos».

En este ensayo de la vida entra en juego La Joven Compañía y su obra «Punk Rock», un montaje sobre la gestión de la violencia entre los adolescentes en el aula que viaja por España dentro de la gira «#StopBullying». Alumnos del Isabel de Villena, junto a 900 jóvenes de 15 institutos han visto «Punk Rock» en las cuatro matinales que se han representado en el Teatro Talía de València. El proyecto didáctico de este grupo de teatro continuó en el IES de la Malva-rosa con un taller con más de 100 estudiantes de ESO y Bachillerato.

Navarro incide en la «función terapéutica» del teatro como herramienta de prevención de la violencia, pues en dicho aprendizaje de la vida «el acosador hace de acosado». Pero también apuesta por que «el arte vivo entre en la escuela y sea un referente para los jóvenes». Por ello reclama a la conselleria que impulse residencias de artistas en los institutos para crear espectáculos de teatro con profesores y alumnos. Algo que asegura respaldan las compañías valencianas Crit, El pont flotant e Inestable.

El teatro es una potente herramienta de innovación educativa, según Navarro, porque es «Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), y al mismo tiempo no sólo aprendizaje dialógico, pues favorece la interacción de diálogos entre personas pensantes, sino también Aprendizaje Servicio (APS) al ofrecer un producto cultural al barrio que ayuda a mejorar el entorno».

El taller de La Joven Compañía en el IES Isabel de Villena también contribuye a la creación de «especta-actores» a través del Teatro Fórum de la poética del Teatro del oprimido de Augusto Boal. «Se trata de empoderar al oprimido, al que no tiene voz, que en medio de la obra pasa de ser espectador a actor al subirse al escenario y empezar a actuar», explican. Los alumnos de este instituto ya han trabajado con estas técnicas problemas como la violencia machista.

Compartir el artículo

stats