Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más del 7 % de la población sufre «carestías severas»

La Comunitat Valenciana tiene el segundo porcentaje más alto del país, únicamente superado por Canarias

La Encuesta de Condiciones de Vida, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), revela en su último informe que el 7,4 % de la población valenciana vive con «carencias materiales severas». Esto quiere decir que sufre, al menos, cuatro de los 9 carencias materiales que mide el indicador Arope (la tasa que mide el riesgo de pobreza y exclusión social).

Las carencias a las que hace referencia son el hecho de que una persona no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año; no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días; no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada;n o tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 700 euros); ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad...) o en compras a plazos en el último año; no puede permitirse disponer de un automóvil; no puede permitirse disponer de teléfono; no puede permitirse disponer de un televisor y no puede permitirse disponer de una lavadora.

Este porcentaje se ha reducido ligeramente (una décima menos) con respecto al año pasado, pero es el segundo más alto de España y está más de dos puntos por encima de la media estatal (5,1 %), solo superado por Canarias (7,4 %). Además, el 11,5 % de los valencianos tiene mucha dificultad para llegar a fin mes. Esta proporción es la cuarta más elevada de España tras Canarias (20,9 %), Murcia (15,5 %) y Andalucía (13,9 %). La media española en este apartado es del 9,3 % de la población que no llega a fin de mes.

Entre las carencias materiales de la tasa Arope de exclusión social más frecuentes, cabe descar en la Comunitat Valenciana las siguientes: el 37,5 % de los valencianos no puede permitirse ir de vacaciones una semana al año. El 5,1 no tiene dinero para comer carne, pollo o pescado al menos cada dos días.

El 9,8 % no puede permitirse manener la vivienda con una temperatura adecuada y el 49,4 % no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos de 700 euros y más del 10 % no puede pagar un ordenador.

Compartir el artículo

stats