Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencianos atrapados en un crucero en Chile

Llegaron a Valparaíso hace ya más de una semana y no les permitieron desembarcar - Se dirigen a California, sin saber cómo volverán a España

Valencianos atrapados en un crucero en Chile

Valencianos atrapados en un crucero en Chile

Un valenciano está atrapado en Valparaíso, Chile. Lleva allí desde que echaron el ancla el día 13 de marzo. Las autoridades chilenas pusieron al barco en cuarentena pese a que no existe ningún pasajero que haya dado positivo en la prueba del Coronavirus Covid-19, pero por precaución los han mantenido fondeados en el puerto. Ahora viajan rumbo a San Diego (EE UU.) sin saber qué pasará allí.

Vicente Rodríguez embarcó en Punta Arenas, en el estrecho de Magallanes, en el crucero Celebrity Eclipse, matriculado en La Valleta, Malta. Partieron el día10 con destino a Valparaíso, pero los detuvieron a la altura de San Antonio, a 60 kilómetros de la gran ciudad. Todos los puertos están cerrados para los 3.000 pasajeros que traslada el buque; de ellos, 48 españoles entre los que se encuentra Rodríguez y otra valenciana vecina de Patraix.

La orden del gobierno chileno fue de mantenerlos a todos a bordo. Para entonces, Vicente había perdido ya todos los vuelos y reservas de hotel que tenía planificados. «Aunque la tripulación y el capitán nos han mantenido informados en todo momento, los mensajes que nos llegaban siempre eran contradictorios», señala.

Chile cerró todos los puertos por la crisis sanitaria y dejó en el limbo a los pasajeros del Celebrity Eclipse a la espera de que el Gobierno de Sebastián Piñera tomara alguna decisión sobre los buques y cruceros en aguas chilenas.

«Nos dijeron que las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá y sus ministros estaban haciendo gestiones para que nos dejen atracar pero creo que es para calmarnos. Ni las autoridades de Méjico, ni las de Argentina ni España nos han dicho nada», lamenta. Saben por el capitán que los diplomáticos españoles gestionaron con el Gobierno de Estados Unidos el desembarco en Chile, pero lo denegaron.

Entonces pensaban que pasarían en el barco los 15 días protocolarios de la cuarentena del Covid-19. Sin embargo, todo cambió: primero, el capitán les avisó que cambiaban San Antonio por Valparaíso, donde una fragata de las Fuerzas Armadas chilenas desembarcaría a los residentes en el país. En total, medio centenar.

«Chile no nos admitió, por lo que nos dijeron que nos iríamos directos, sin parar, a San Diego», relata Rodríguez. Hasta California se espera una travesía de diez días para lo que el crucero estuvo dos días cargando combustible y víveres. Importaba, sobre todo, suministrarse en Chile de los medicamentos que los pasajeros necesitaban tras haber alargado el viaje más de diez días, y lo que queda hasta Estados Unidos. De hecho, algunas informaciones apuntaban el viernes que al no haber podido adquirir suficiente insulina en Valparaíso, podrían hacer una escala en algún puerto de Ecuador.

Pese a todo, según informó el capitán, está programado que lleguen a las costas californianas el día 29 de marzo, pero poco o nada se sabe qué pasará allí. «A la vista de lo que hay en Europa, en el barco no hemos estado desanimados. Al revés, parece que estemos hasta seguros aquí», señala el valenciano.

También por la tripulación saben que la naviera podría encargarse, una vez atracados en EE.UU., de llevar a cada pasajero a su país. «En 10 días pueden pasar muchas cosas y cambiar todo», lamenta Rodríguez. Por ahora sí se sabe que la tripulación no desembarcará, sino que se quedará en el barco tras atracar en San Diego.

Hasta que lleguen a la costa norteamericana no se sabrá qué harán con los 48 españoles a bordo y tampoco con los dos valencianos que, ahora, navegan en cuarentena por el Pacífico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats