Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

I. Comas: "Habrá casos en los colegios, pero lo importante es controlar los brotes"

El científico valenciano del CSIC asegura que las escuelas "no son un amplificador del virus"

I. Comas: "Habrá casos en los colegios, pero lo importante es controlar los brotes" efe

«Lo que tenemos claro». Podría ser el título de un libro o un disco que busca la motivación personal. Sin embargo, en época de pandemia y dudas científicas es un importante punto de apoyo sobre el que mover parte de las decisiones. Sobre esas «ciertas evidencias» que van dejando los estudios del virus, el científico valenciano del CSIC y del Instituto de Biomedicina de València, Iñaki Comas basa sus reflexiones, consejos y advertencias respecto a la vuelta al cole.

«Los niños o las escuelas no son superdispersoras de la enfermedad», señala siempre con su justificación: «En Finlandia cerraron los colegios y en Suecia no y, sin embargo, la incidencia en los niños en los dos países fue exactamente la misma». «Esto significa que no son potenciadores, no que no transmitan», insiste y matiza para no generar dudas o falsas ilusiones.

De hecho, Comas ve a las escuelas como «un espejo de la cantidad de virus que está circulando por la calle, en toda la sociedad, pero no como un amplificador». Aunque añade una adversatira: «Si a eso se le sumara que las medidas y los protocolos de la vuelta no funcionasen entonces sí que podría provocar brotes, que es mucho más peligroso, y multiplicar la incidencia del virus».

Porque en es en el control de esos brotes donde el científico del CSIC pone la clave: «Lo que no podemos evitar es que alguien entre al colegio y tenga coronavirus porque se ha infectado fuera. El número de casos que va a haber en los colegios es directamente proporcional a cuánto circula el virus en la calle. Habrá casos, pero lo que importante es controlar los brotes y evitar tener que cerrar la escuela entera», explica el también doctor en Biología.

Medidas de prevención

Así, vuelve a las evidencias y a los asuntos claros poniendo ejemplos y asegura hay lugares (cita Reino Unido, estados de EE UU o los campamentos de verano del estudio de Sant Joan de Deu) en los que «con medidas de prevención como son los grupos burbuja y la higiene sí se pueden evitar brotes». Claro, que volvemos a lo de antes, lo que ocurre fuera y la transmisión del virus entre la sociedad «porque las burbujas se rompen fuera del colegio». «Con las burbujas setrata de evitar que haya contagios dentro del colegio, pero la transmisión fuera no la podemos controlar», indica.

Sobre la última medida de hacer las mascarillas obligatorias en las aulas asegura que no hay «suficiente evidencia» y chocan quienes la proponen «especialmente para los mayores de 10 años que podrían comportarse en la transmisión como un adulto» y quienes creen, como Alemania, que llevarlas en el aula «puede ralentizar el aprendizaje». Otro asunto es el metro y medio de distancia «que evita la principal vía de transmisión por gotitas de saliva», pero deja abierta la posibilidad a un contagio por vía aérea « en condiciones que se dan especialmente en un aula». «Ese contagio se evitaría con mascarillas o ventilando», indica. Y acaba con las evidencias de nuevo: «Hay que aprender de los países que han abierto y han controlado el virus y sus brotes con cierres de aulas y de colegios, con sus baches».

Compartir el artículo

stats