Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La actividad deportiva resiste con ejercicio en la calle y por videollamada

Gimnasios, monitores personales y clubes adaptan sus entrenamientos a las restricciones con trabajos individuales o sesiones por videoconferencia con el objetivo de mantener la forma física

El río Turia se ha convertido en un improvisado «gimnasio» al que cientos de personas acuden estos días para hacer deporte al aire libre. | J. M. LÓPEZ

El río Turia se ha convertido en un improvisado «gimnasio» al que cientos de personas acuden estos días para hacer deporte al aire libre. | J. M. LÓPEZ

Calzarse las zapatillas y ponerse la sudadera. Pese al nuevo estallido de la pandemia de coronavirus, ese rito previo a la práctica del ejercicio todavía resiste. El deporte se ha convertido en uno de los refugios para convivir con las últimas medidas impuestas por la Generalitat Valenciana para contener el incremento de contagios por la covid-19. Aún así, las condiciones para la práctica deportiva han variado. Clubes deportivos y gimnasios, con las instalaciones cerradas, han adaptado sus sesiones a la nueva normativa con ejercicios individuales en la calle o entrenamientos en grupo por videoconferencia.

Hasta las últimas restricciones, los dos centros de crossfit Vita de Gandia seguían funcionando. Para ello se habían adaptado a las normativas de aforo y separación. «Antes de la pandemia podíamos tener unas 25 personas a la vez por centro, mientras que después solo entre 15 y 16», explica Jaume Pérez, responsable y entrenador personal en ambos centros. «Habilitamos zonas de cuadrados de dos metros en los que la gente podía hacer su ejercicio sin mascarilla porque tenía la separación suficiente. Si salían del cuadrado, debían ponérsela», asegura. Sin embargo, las restricciones de la semana pasada ya no permiten esa forma de trabajar.

«Mientras podían hacer ejercicio hasta seis personas a la vez aún nos íbamos al parque o a la calle, pero ahora que solo pueden dos hemos ofrecido un servicio de entrenamiento personal y otro online por Zoom», expone Pérez que, no obstante, comenta que mucha gente ha optado por dejar de hacer ejercicio. «De 31 clientes hemos pasado a solo 8 o 9. A la gente no le acaba de motivar. Como las normas se dan para dos semanas, hay quien piensa que entonces ya se podrá volver y paran estos días, cuando lo más probable es que las medidas duren más tiempo», lamenta.

Ese no es el caso de Ramón Fontestad, un vecino de Massalfassar que era habitual en un centro deportivo de Torrent donde practicaba crossfit. Eso sí, ya fue previsor durante el confinamiento de la pasada primavera: «Ahora entreno en un bajo que tengo en casa. Durante el confinamiento me compré dos pesas rusas con las que puedo hacer diferentes ejercicios». No obstante, apunta que hay gimnasios que «están alquilando el material» para que la gente pueda seguir sus entrenamientos en su hogar.

Mantener el ambiente de grupo

Si los deportes individuales se han adaptado, también lo han hecho los de equipo. «Nuestros preparadores físicos han enviado un plan a nuestros jugadores y jugadoras para que lo cumplan cada uno de manera individual», revela Germán Ahuir, director técnico de las escuelas del club de rugby de Les Abelles. Aunque tres de sus equipos (senior masculino, senior femenino y sub-23) continúan con su actividad habitual al competir en categoría nacional, alrededor de 200 de sus deportistas se han visto afectados por las nuevas medidas. «A los más pequeños les enviamos algún vídeo para que puedan hacerlo con sus padres, ya a partir de 12-13 años les encargamos trabajo con su propio peso o salir a correr y alguna sesión presencial a través de Zoom para tener un cierto control y que no desconecten del todo».

Precisamente ese contacto entre los miembros del equipo es el que quiere mantener Eusebio Sánchez, uno de los miembros del cuerpo técnico del CD Cuenca-Mestallistes 1925, equipo de fútbol de Segunda Regional. «Hemos programado para los martes una sesión en Zoom que nos vino muy bien para volver a vernos todos y mantener el ambiente de grupo. También les hemos encargado sesiones de trabajo individual para que cada uno las adapte a sus trabajos», explica. «Lo más importante es seguir manteniendo una rutina y unos referentes de días de entrenamiento. El objetivo es que la gente pueda mantener la forma física para estar preparados para cuando vuelva la competición», recalca.

Compartir el artículo

stats