Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hospital de campaña: luces y alguna sombra

La mayoría de sindicatos, responsables públicos y el Defensor del Paciente ven una alternativa válida ante la presión descontrolada

Un sanitario observa el hospital de campaña instalado en València junto a la Fe para dar respuesta a la presión asistencial. | F. BUSTAMANTE

Un sanitario observa el hospital de campaña instalado en València junto a la Fe para dar respuesta a la presión asistencial. | F. BUSTAMANTE

¿Son útiles los hospitales de campaña? ¿Se debería haber apostado por otras alternativas? La mayoría de expertos, sindicatos, responsables públicos y partidos consultados opina que su instalación es una alternativa más que razonable ante la situación de presión sanitaria descontrolada por la covid.

El Defensor del Paciente también la considera una iniciativa adecuada frente a la instalación de centros medicalizados en recintos feriales mucho más alejados de hospitales de referencia.

La Conselleria de Sanidad responde que se decantó cuando se inició la pandemia por el modelo de hospitales de campaña porque permitía una respuesta «rápida y eficaz» ante la pandemia.

Pero partidos como PP o Ciudadanos han aprovechado que el hospital de campaña de València tuvo que ser desalojado hace una semana con 26 pacientes por las fuertes rachas de viento para poner el grito en el cielo contra este tipo de instalaciones, que los partidos del Botànic apoyan.

La secretaria general de Sanidad de CC OO, Rosa Atiénzar, considera que como respuesta a la altísima presión asistencial «es útil y para descargar y aliviar los hospitales o hacer pruebas es una buena solución». «Lo importante es que estén cerca de hospitales y sí tienen su utilidad pero hay que decir que no son un hospital; Feria Valencia está lejos y si hay problemas el hospital más cercano es el Arnau, que es pequeño para la población que atiende». El presidente del CSIF en el área de Sanidad en la provincia de Valencia, Fernando García, opina que el hospital de campaña no es útil para la hospitalización de pacientes covid porque como hospital no cumple requisitos clave como tener UCI o un servicio de reanimación.

«Hay opciones mucho mejores como usar las salas de hospitalización que hay en la antigua Fe, en la escuela de enfermería, que servirían mucho mejor u hoteles medicalizados o el recinto ferial de València donde estaría el paciente protegido con confort término y se podría instalar una UCI de reanimación y usarse como hospital de pandemias», responde García.

Iván Solaz, delegado de UGT en el hospital la Fe, señala que es un buen intento para buscar más espacio y que el centro no llegue a colapsar. «Creo que un hospital en Feria València sería complicado por la distancia», explica.

La Secretaria Autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés, añade que si el Consell decidió instalar los hospitales de campaña cerca de los centros de referencia fue «para poder tener una atención sanitaria cercana y trasladar a pacientes sin usar ningún tipo de vehículo».

Varios sanitarios consultados señalan que a los profesionales les ha dado confianza y tranquilidad estos meses tener los hospitales de campaña preparados ante la gran presión asistencial aunque prácticamente no se hayan utilizado.

Algún punto oscuro

Pero no todo son luces. Atiénzar responde que el sindicato tiene muy poca información sobre los hospitales de campaña y cree que se han registrado deficiencias que deberían solucionarse. Y echa en falta más transparencia. «Hemos exigido informes en el comité de seguridad y salud y no los hemos recibido», añade. Solaz dice que a ellos sí les han comunicado que están en perfectas condiciones, pero desde el incidente del viento no se han vuelto a utilizar.

La Defensora del Paciente, Carmen Flores, considera que los hospitales de campaña son alternativas razonables porque ante tanta presión hay que dar una respuesta y lo mejor es que estén cerca de un hospital, «pero se han visto la vergüenzas de la sanidad pública que nacesita muchos más recursos y si se hubiera invertido más en sanidad pública ahora no haría falta este tipo de hospitales».

Flores critica el modelo de hospital ferial como el de Ifema «donde hubo muchísimos fallos y otros muchos que no se saben» y recuerda que también en Madrid se ha apostado por carpas como las instaladas junto al Gómez Ulla «y no ha pasado nada».

La asociación defiende que lo idóneo hubiera sido destinar con anterioridad a reforzar la sanidad pública toda esta ingente cantidad de dinero que se llevan ahora este tipo de instalaciones.

Hay algún punto oscuro más. La Agencia Antifraude ha requerido información al Consell sobre los recintos, aunque el ejecutivo responde que no le preocupa.

El coste total de las tres instalaciones, adquiridas en propiedad, y que se podrían usar para cualquier otra eventualidad, asciende a 12,7 millones, de los que 4,8 corresponden a estructuras, dos a trabajos previos al montaje y 5,9 a equipamiento, aunque una parte del material no se ha destinado a estos recursos. Del montante total, quedan por abonar 1,2 millones, aunque la adjudicataria reclama pagos por 15,5. Los sindicatos no se atreven a valorar el coste. Andrés asegura que el hospital de campaña de València no voló «como sí los 59 millones de Díaz Ayuso en Ifema».

«El recinto no voló, solo era la molestia del ruido del viento»

El responsable de Emergencias, José María Àngel, destaca que el recinto nunca presentó daños en lonas y que la estructura se comportó correctamente. «La molestia principal fue el ruido del viento contra las lonas, pero no hubo ningún riesgo para nadie, ni voló el recinto». Sin embargo, la presidenta del PP, Isabel Bonig, opina que este tipo de instalaciones «tienen muchos problemas y se ha puesto en riesgo la vida de personas» por lo que estudia acciones penales. Toni cantó (Cs) cree que si el Consell no eligió la Feria fue por orgullo porque en Ifema salió bien», afirma.

Compartir el artículo

stats