Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Govern catalán del estilo Botànic

La izquierda valenciana anhela un tripartito de PSC, comunes y Esquerra y la derecha, un pacto entre constitucionalistas

Un Govern catalán del estilo Botànic

Las elecciones del domingo en Cataluña suscitan muchas miradas, también valencianas. Territorios con infinitos lazos históricos, culturales y lingüísticos, la relación económica y el flujo comercial también resulta inmenso.

Pero pesa la política y los partidos del Acord del Botànic, PSPV, Compromís, Podem y EUPV, desean sobre todo que la política catalana se normalice y las relaciones entre gobiernos fluyan.

Una decena de cargos de partidos del Botànic responde sobre sus preferencias. También de Cs y PP. El denominador común en la izquierda es que confían en un gobierno progresista, todo apunta a tripartito, que guarde semejanza al del Estado, con socialistas y Podemos y apoyos de Esquerra Republicana y que, de alguna forma, se asemeje al Botànic. Así, el tripartito socialistas, comunes y Esquerra es la apuesta más repetida.

El vicesecretario del PSPV y síndic, Manolo Mata, tiene claras sus preferencias. Espera que Salvador Illa sea presidente y no ve más socios posibles para el PSC que los comunes (la formación cercana a Podemos) y ERC, aunque espera que prevalezca entre los republicanos su alma más social y progresista «frente al bucle endiablado y el debate artificial sobre la independencia que solo ha servido para paralizar a la sociedad catalana», señala.

En Compromís cuesta más publicitar las predilecciones. Son el único partido sin franquicia en Cataluña y el estigma catalanista siempre pesa. El conseller de Educación, Vicent Marzà, uno de los referentes del Bloc, prefiere guardar su preferencia. Sí desea, señala a este diario, que el Govern que salga sea estable y normalice la situación de los últimos años.

La consellera de Medio Ambiente, Mireia Mollà, referente de Iniciativa del País València, uno de los partidos que conforman Compromís, se decanta por un gobierno «progresista y ecosocialista». El síndic, Fran Ferri, apuesta por partidos con arraigo territorial sin dependencia externa (encaja ERC). «Espero que gobiernen las políticas progresistas, que amplíen derechos, se redistribuya la riqueza y se luche contra el cambio climático», responde.

El presidente de las Corts, Enric Morera, también presidente del Bloc, cree que el independentismo subirá en apoyos, «en contra del estado de opinión que se intenta crear desde Madrid». En su opinión el efecto Illa se diluye y Junts ganará, seguido de Esquerra y el PSC. «Creo que los soberanistas tendrán mayoría pero deseó un Govern útil que busque soluciones, porque la falta de colaboración con Cataluña perjudica a los valencianos», explica.

Tripartito PSC, ECP con ERC

La consellera de Participación, Rosa Pérez Garijo, coordinadora de EUPV, desvela su preferencia: un Govern de izquierdas con En Comú-Podem, ERC y PSC. «Un gobierno en la línea del Estado donde ERC no está, pero participa en la gobernabilidad», incide.

La coordinadora y síndica de Unides Podem, Pilar Lima, confía en que se conforme una coalición progresista «que revierta las políticas neoliberales» y que entienda que el encaje de Cataluña en España se tiene que resolver políticamente, con amplias mayorías y no de forma unilateral.

Corredor y financiación

El secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, estaría encantado con una mayoría del PSC que permita salir a Cataluña de la parálisis y favorezca la reconciliación social. «Para los valencianos es clave un Govern cómplice con el corredor Mediterráneo o la reforma de la financiación», añade.

La diputada del PSPV Sandra Martín, coordinadora del grupo en Alicante, sí tiene su escenario deseable: triple empate que posibilite un gobierno de PSC y ERC, con el apoyo de En Comú Podem.

En el bloque de la derecha, la esperanza es un Govern constitucionalista. La vicesecretaria del PPCV, Elena Bastidas, quiere ante todo un gobierno leal con la Constitución, pero que no dependa de Vox y del que podrían formar parte PP, Cs y el PSC, aunque tiene dudas con los socialistas «porque siempre acaban echándose en brazos de los independentistas».

Para el diputado Juan Carlos Caballero, el escenario ideal es frenar al independentismo «excluyente y ruinoso y los tripartitos separatistas». «Cataluña necesita un acuerdo entre constitucionalistas que transforme la ira y el odio en progreso», responde.

En Cs, la lectura es similar. La síndica adjunta, Ruth Merino, asegura que los catalanes están hartos del procés y del separatismo. Pero desconfía del PSC. «Illa pactará, si puede, con los independentistas», dice y la diputada Mamen Peris cree que el trabajo de Ciudadanos tendrá recompensa. Muchas miradas ante el 14F.

Compartir el artículo

stats