Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los grupos de las Corts pactan airear sus gastos

La Cámara podrá retirar las subvenciones si no se presentan las cuentas de forma adecuada

Hemiciclo de las Corts Valencianes.

Hay acuerdo unánime para que entre la luz en el agujero negro de los gastos de los grupos parlamentarios en las Corts, que se embolsan cada año unos tres millones y medio para su funcionamiento, de forma que se acabe con décadas de oscurantismo.

Los partidos, todos, llevan años señalados por órganos fiscalizadores de todo tipo, especialmente el Síndic de Comptes y más recientemente la Agencia Antifraude, que se declaran incapaces de conocer el destino del dinero que reciben los grupos. Una anomalía democrática porque los mismos partidos que aprueban leyes, muchas de ellas para fomentar la transparencia, exhiben después la opacidad por bandera respecto a sus propios gastos.

Durante meses se ha reunido una comisión técnica con representantes de todos los partidos y en el encuentro celebrado esta tarde, sin convocatoria pública, se acordó introducir mejoras en la transparencia de los gastos y a quedar obligados a detallar de una forma más clara ante la Intervención aquellos en los que incurren.

Así, la comisión de Gobierno Interior ha acordado elevar a la Mesa unas nuevas normas reguladoras de la contabilidad y el control de las subvenciones asignadas a los grupos que dejan sin efecto las anteriores, de 2013.

Los grupos tendrán que presentar datos con un nivel de desagregación de cinco dígitos, balance, cuenta de resultados, memoria y certificado de estar al corriente de sus obligaciones tributarias. Y en soporte documental, los gastos con documentos originales y detalle que permita conocer el destinatario individualizado, el concepto y motivo, así como los gastos en adquisición de servicios o suministros.

Si por su cuantía son contratos menores deben presentar la factura acreditativa o ticket de compra. Si el gasto con lleva retención fiscal, el comprobante del ingreso en la agencia tributaria. La unidad de control interno de las Corts analizará y comprobará los gastos y elevará un informe a la Mesa en el que se hará constar la adecuación de las cuentas.

Los grupos tendrán hasta el 31 de junio del ejercicio siguiente para justificar los gastos y la no presentación o hacerlo de una forma inadecuada provocará la apertura de un expediente y la reclamación de los importes no justificados con detracción de las correspondientes cantidades incluso con cargo a subvenciones futuras.

Dietas por desplazamientos

También se mejoran conceptos de las nóminas de los diputados para evitar la duplicidad, por ejemplo a la hora de cobrar por desplazamientos. Para el concepto del ejercicio de la función, los diputados percibirán una asignación mensual, pero excluidos los gastos por asistencias que se indemnizarán mediante el abono de kilometraje. Las dietas se cobrarán con liquidación mensual y deberán ir firmadas por el diputado expresando fecha, origen, destino y kilometraje con su correspondiente tícket.

Fuentes parlamentarias señalan que la propuesta debe aprobarla la Mesa, pero se atiende a las recomendaciones de la Sindicatura de Comptes, de forma que se introduzca un control financiero interno en las Corts sin perjuicio de la fiscalización económica de los partidos que corresponde en exclusiva al Tribunal de Cuentas.

Compartir el artículo

stats